Es sencillo, pero no es fácil.

Mientras se hace el café, me sirvo los cereales con yogur y pongo el redoxón (o berocca, según esté de ánimos) a disolver en agua. En la cocina suena Radio 5 Todonoticias. Tomo todo y el omeprazol, Hago la cama y pongo sobre ella la ropa que voy a usar. Voy al baño (suena M80), hago mis necesidades, y después de la ducha, me lavo los dientes, me limpio la cara, me echo mis cremas y cosas, y me visto en la habitación con la ropa que dejé en la cama después de hacerla, antes de meterme al baño. Me acerco al chifonier, cuya parte superior me sirve de despojador de bolsillos. Los billetes van sueltos en el bolsillo izquierdo, con la tarjeta de débito, y el kleenex en el derecho. En el bolsillo pequeño me gusta tener un almax y un neobufren. Si voy al gym, preparo el bote del batido, y guardo la toalla seca y la ropa en el bolso. Y una ensalada de bote para comer.

Cojo los dos bolsos, la bufanda, los guantes, las gafas, el abrigo, la llave de casa y la del coche. Abro la puerta y llamo al ascensor. Mientras llega, enciendo la luz del rellano, y cierro la puerta con llave. Una vuelta. Le doy al botón del – 2, bajo, salgo, abro una puerta, abro otra puerta, se cierran solas. Me acerco al coche aparcado de frente a mi, por su izquierda. Le doy al mando y clack, se abren las puertas. Dejo el bolso en el suelo del acompañante, cierro la puerta, abro el maletero, dejo el bolso del gym. Abro la puerta de la izquierda de atrás (que ahora es la de detrás del piloto, porque he dado la vuelta al coche), me quito el abrigo y lo cuelgo del ganchito ad hoc. Me siento en mi lugar, arranco, enciendo las luces, pongo la radio (M80 primero, R3 a las 10), me pongo el cinturón, meto D (es automático), y salgo echando mano del mando de la puerta del garage.

Rutina. Cosas que hacemos para hacer otras. Todo el día haciendo cosas, abriendo, cerrando, subiendo, bajando, poniendo, sacando, llamando, escribiendo, hablando… Todo es en si mismo, pero todo es por otra cosa. Me levanto por la mañana para ir a trabajar, y trabajo… ¿para qué? Para tener mi sueldo cada mes… ¿Para qué? Para hacer mis cosas, supongo… Para pagar el alquiler, para comer… para comprarme ropa para ir a trabajar. Todo hace el ruido del mando del cierre de las puertas del coche. Track. Chack. Puck.

La vuelta de las vacaciones me ha puesto en evidencia cómo pareciera que la vida consiste en rellenar el día. Suena un bajón, pero es así. No sé por qué justamente después de este viaje… quizás porque fue chulo, intenso. Quizás porque vi, desde afuera, a gente querida rellenando sus días. A ver, yo no tengo familia propia, hijos y eso, digo. Y no dudo que los que las tienen las tienen porque quieren y les gusta y les llena afectivamente, los realiza. Pero lo cierto es que una casa de familia es un gran rellenador de tiempo y espacio, por no hablar del ruido que produce. El trabajo también, obviamente, pero hablemos del tiempo libre.

Abrir, cerrar, llamar, gritar, pedir, llevar, traer. Yo no tengo familia propia, no sé si eso significa que no tengo que rellenar ese tiempo. Ja. Una semana sin blog y casi me da algo. Lo que a mi me pasa, es otra cosa. Sabes cuando le cuentas a alguien alguna duda que tienes, un dilema, alguna decisión que tienes que tomar. Y te dicen:”Tú lo que tienes que hacer es lo que te apetezca, y listo, olvídate de lo demás”. Ja. Ja ja. Eso, la verdad, no sé a quién le servirá como consejo. ¿Cómo sabe la gente que lo que me apetece es lo mejor? Tengo una lista larguísima de cosas que muchas veces me apetecen y son malísimas para mi. Y de cosas que necesito hacer sin duda, pero no me apetece.

Entonces relleno el tiempo con cosas que super necesito hacer,y son más o menos sanas, porque, como dije, una cosa lleva a la otra. Como ahora tengo menos curro, mañana aprovecho y voy a las 9 de la mañana al dentista, a hacerme una radiografía panto no se qué esa que hacen ahí, y a continuación revisión para que me pongan el tratamiento pertinente. Voy en la motito. O sea que, al salir, vuelvo a casa a por el coche. Recojo a Sesi para ir al notario, para lo del divorcio. Firmamos y luego ella me acompaña a otro notario, por lo del préstamo del banco para el apartamento en Buenos Aires. De ahí vamos juntos a la abogada, firmamos no se qué, y ya me vengo a trabajar, si aún no son las 14. Porque si son las 14, me voy al gym. Como (de comer) en mi mesa del curro a las 16:30, la ensalada que me traje. A las 18:30 tengo hora en el cirujano, para que me mire los lunares que me quedan. Me quiero quitar el de la ingle, para usar speedos en verano. Y a las 20, terapia.

¿Es normal? Es así. Vamos a ver, todo es necesario, y tengo que hacerlo a así, pero obvio, soy perfectamente conciente de que es ruido, mucho ruido, que distrae de lo que hay debajo, detrás, cuando no hay nada, que en realidad nada es lo único que hay. Como los que beben, o se meten algo, o toman ansiolíticos, o comen todo el día, o fuman sin parar. Son interruptores, anestesiantes, distractores. Todo para no ver qué es lo que hay. Por lo menos lo que hago (a veces) no es malo para la salud. También he descubierto que en todo ese ir, venir, abrir, cerrar, creamos una rutina que nos da seguridad, y si no pasa nada malo (toda esta perorata sólo vale en un mundo sin grandes desgracias, obvio), nos emocionamos en diversos grados cuando hacemos o vemos o vivimos cosas que nos conmueven o simplemente, agradan. Nos gusta la música que nos gusta, nos gusta el sexo, nos gusta el amor, nos gusta la risa… bueno, esto en el mejor de los casos, porque hay gente que le gusta el desamor , el grito, en fin, por algo les pasa: todo es por algo…

Y es en esos momentos en los que lo de afuera, lo de siempre, lo que distrae, lo que nos ocupa, abre, cierra, sube, baja, nos conecta con algo que hay más abajo, más adentro, donde se supone que todo tiene un poco más de sentido. Seguiremos haciendo y deshaciendo, subiendo y bajando, mientras estemos en este mundo, pero lo que yo quiero, lo que creo que le puede dar algo de sentido a esta incoherencia, es trascender, profundizar, vaciar. Y probablemente lo consiga rellenando el tiempo cada vez más y más con esas cosas que emocionan, conmueven, gustan, conectan.

A que suena fácil…

 

 

Anuncios

Etiquetas: , , , ,

15 comentarios to “Es sencillo, pero no es fácil.”

  1. Real Love Says:

    Hay una frase, que no te voy a decir cual es porque mola mas dejar la incertidumbre, que ya vale por todo el post y que me ha hecho pensar. Mola.

  2. Xabi Says:

    a mi me gustan las rutinas… bueno, más a mi cuerpo y a mi mente que a mí.
    pero yo es que me altero demasiado, qué te voy a contar.

    tu (gran) post me ha recordado por momentos a ese tema del grupo innombrable del que los chycha hicieron una versión:

    (Te levantas y al tranvia)
    (Tu vas mirando la via)
    Un dos, un dos
    (Sigue el ritmo de la vida)
    (Las palancas y los humos)
    (Los motores mueven el mundo)
    Un dos, un dos.
    (Sigue el ritmo de la vida)

    (Oye la sirena para la comida)
    (Oye la sirena para la salida)
    Un dos, un dos
    (Sigue el ritmo de la vida)
    (Sube, baja, sueña, vive)
    (Todo el mundo te sonrie)
    Un dos, un dos
    (Sigue el ritmo de la vida)

    Entre miles de tornillos
    Viven en Japón,
    Son mas de un billón
    Donde sale el Sol.
    No son rubios, no son altos,
    Son tipo reloj.
    En un metro hay dos
    Donde sale el Sol.

    Unos dicen que son fieles al emperador.
    Otros (NOSOTROS) dicen que son fieles al ordenador.

  3. eurocero Says:

    Para mí, cada vez más, la vida “real” son las cosas que hago fuera de la rutina diaria. Y cada vez me importa menos que sean malas para la salud.

    Aunque ello signifique sacrificar una longevidad rutinaria.

  4. lifeonmars Says:

    Lo sabía, lo sabía, lo sabía.
    Telecine volvería. Nosotros no podíamos vivir sin Telecine. Y ha vuelto el mejor Telecine.

    No sé por qué pero presiento que el Nuevo Telecine será aún mejor.

    Si lo piensas bien, nuestra vida entera es una rutina. Luchamos por todos los medios para que no nos envuelva, para salir de ella, pero me temo que estamos envueltos en sus redes.

    Estoy muy de acuerdo con eurocero. Cada día lucho (lo intento) para que la vida “real” sean las cosas que hago fuera de la rutina diaria. Así creo que se logra la felicidad.

    Besos y bienvenido de nuevo.

  5. magdalena Says:

    Este me lo imprimo.
    Yo soy muy mala para las rutinas, lo único que si sé es que ‘siempre estoy corriendo de un sitio a otro’ aunque tenga todo el tiempo del mundo. Que las rutinas son LA VIDA MISMA.
    Que te dices ‘mejor me pongo a currar media jornada porque necesito tiempo para mi’ y resulta que luego no sabes que hacer con el tiempo, pero igual ‘corro de un sitio a otro’.
    Para peor me he quitado de fumar, ya ves.

  6. mal Says:

    yo agradezco la rutina. estas tres semanas de fiesta/relax/modorra han sido demasiado. un poco de productividad, aunque sea a servicio del capital, está bien. pienso que se disfruta mucho más del tiempo libre cuando sientes que te lo has ganado.

  7. mogkumo Says:

    la rutina tiene algo que adormece la mente.. pero hay muchas otras cosas más!
    tiene que existir la rutina para poder disfrutar de los momentos especiales que se salen de ella

  8. Telecine Says:

    Ayer me parecía bien poner el título al revés, pero ya lo he corregido, no se pilla la sutileza. El correcto es el que está puesto.

    real démelodímelodímelodímelo….. anda…

    Xabi, no me mentes a ese grupejo… bueno, esa canción en croqueto se salva por Chycha, que si no, ya andaría en otros temas y otras cosas…

    euro, si no te importa es que quizás no son TAN malas para la salud para ti… A mi me preocupa la salud mental, que es mi punto débil. De la física… tengo una mala salud de hierro…

    lifeon, ¡asias! bellas palabras.

    magda, bien por lo del fumeteo… enhorabuena. Y de lo otro, sobre el tiempo y la paciencia, te tengo reservada una frase geniaaal que voy a usar de título para otro post (no es mía la frase). Si tardo mucho recuérdamelo.

    mal, qué taaaal tanto tiempo. Pues si, a mi la rutina me centra bastante. Creo que sin horarios sería un poco caos…

    mog, eso digo hacia el final, cómo mola cuando, en medio de algo rutinario, nos pasa algo excepcional o, valga la redundancia, molón…

  9. infor Says:

    “…Y probablemente lo consiga rellenando el tiempo cada vez más..” .
    Pues yo creo que es un error. Para transcender no hay que hacer más cosas, ni sentir más, ni nada de eso…Pero si a ti te funciona, adelante.

  10. Telecine Says:

    infor, la frase completa dice: “Y probablemente lo consiga rellenando el tiempo cada vez más y más con esas cosas que emocionan, conmueven, gustan, conectan.” El término “rellenar”, en este caso, es más bien irónico…

  11. infor Says:

    ya, pero si la ponía entera no podía llevarte la contraria… 🙂
    no, lo que quiero decir es que no creo que lo verdaderamente importante, lo que te realiza (o como quieras llamarlo), lo encuentres fuera de ti… Bueno, ni caso.

  12. laurabeilin Says:

    Cuchame: te leí anoche. Este me lo imprimo yo también. No tiene desperdicio, me identifico tanto, te entiendo tanto. Me quedaron muchas cosas para pensar.

    “soy perfectamente conciente de que es ruido, mucho ruido, que distrae de lo que hay debajo, detrás, cuando no hay nada, que en realidad nada es lo único que hay”

    A mí las rutinas, los horarios, lo conocido, me a seguridad. Me sirve. Me ayudan. De hecho los viajes me desestabilizan bastante. Nada de junco.

    Ese ja, ja, ja no me gustó. Lo escuché cuando leí y me sonó conocido, así, cuando se ríe sin nisiquiera hacer la mueca de la risa. No, no.

  13. Telecine Says:

    infor, obvio. Pero lo que vengo a decir es que algunas cosas de fuera nos conectan con lo de dentro. Whateva.

    lau, ¿como por ejemplo ese viaje?? Yo mientras estoy fuera principalmente disfruto, pero al volver me doy cuenta de cuánto me he desestabilizado…. Pero claro, yo no me he curado… Y no, esa otra risa que decís es más bie: Ha! Ha! Ha!… Esta es mi latiguillo, como los puntos suspensorios…

  14. giains Says:

    he estado mucho tiempo fuera y no me he enterado de nada.
    pero veo que te fuiste y volviste.
    da gusto leerte así.

    un beso y un abrazo.
    y hablando de temas serios: lo del ya lo tienes completamente solucionado?
    ya eres ?

  15. Telecine Says:

    Anda Giannis, que ya has vuelto…

    Y a todo tren. Mira que… Que este otro nuevo blog no es íntimo ni anónimo, mentiendes…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: