Qué punto.

Ayer tarde noche fui al cirujano codillo de la clínica de monjas a que me quite los puntos. A eso iba. Yo tenía tres puntos. Que me iba a quitar. Pues bien: me los quitó, si, pero solamente me quitó dos de los tres. Dejó el del medio. ¿Por qué?, os preguntaréis. Eso mismo le pregunté yo… ¡¿por qué?!!

– No querrás que se te abra…

Y no, la verdad, puesto así, preferiría que no.

– ¿Y qué hago?

– ¿Tienes una enfermera, o practicante?

Pues… la verdad es que no, no suelo llevar una ni tener una en casa, por suerte, supongo.

– No sé, eso dónde hay, ¿en las farmacias?

– No, qué va a haber en los gimnasios.

Stupendo.

– Farmacias

– Si, no sé, o ve a un ambulatorio o al médico de cabecera o algo…

– Si, claro. O algo.

Me dijo que el lunes o martes próximo, así que nada, así estamos. Con un (1) punto. No sé, lo mismo me lo quito yo mismo, no parece difícil… ¿O no? Si alguien sabe de esto (o es enfermera/o en Madrid y haga visitas), me lo diga, por favor.

La cicatriz quedó bien, pero no del todo bien. Sabes cuando cose algo uno mismo, siendo dicho uno mismo alguien como yo mismo que no cose más allá de un botón, pues eso, que te queda la tela así medio como arrugadita junto a la costura… Pues así me quedó de un lado, cabrones hijos de puta. Tengo la esperanza de que sea solo cuestión de que está muy reciente (una semanita) y eso luego se desinflama, a la vez que se le quita el arcoiris, ese abanico de pantones que lo rodea aún. Hay que esperar. Porque como me quede ahí un bultito cuando mi intención era que no esté el lunar para usar speedos, los demando, tal y como lo estás oyendo, Lidia.

¡Ay qué bien! Llevo todo el día con una frase en la cabeza que sabía que era de algo y no me podía acordar de qué era y podía ser cualquier cosa y me estaba agobiando y me estaba sintiendo super senil, y ya, ya está, ya pasó. Es de un corto que hice en mis años mozos, la frasecita estaba ahí, en el fondo del lóbulo del celebro, y había salido pero solo a medias… pero ya la extirpé… Era un saludo: “Ya estoy acá, qué tal, ¿todo bien?”, y me resonaba supongo que a raíz del post anterior. Menos mal, ya me puedo ir a dormir tranquilo.

Es pronto para irme a dormir, pero sabes qué pasa, que mañana voy al dentista a la preciosa hora de las 8:30. Jo, en qué estaría pensando. Dentista primero y periodoncista después. Que me van a mandar a hacer unas cosas muy malas, de esas que son buenas pero malas, no sé si me explico. Ay madre, qué mal rollo me dan los dentistas… pero bueno, hay que hacerlo, what a remedy.

Y como puse la lista de reproducción de last.fm, ahí en la columna de la derecha de la página, la ves, pues podría comentar lo que suena en mi iPod e iTunes de vez en cuando. Ahora me está encantando el disco de Hot Chip, “Made In The Dark”. Sale en una semana, el día 5. Ooops. Hay unas versiones que tienen en la red los tunantes con una voz por encima para estropear el estraperlo, pero yo tengo la güena. Ah, que han dicho los jueces de la Unión Europea que las compañías proveedoras de internet no tiene que perseguir ni denunciar ni nada a sus clientes emuleros, que era el proyecto de ley francesa. De lo que se deduce que no se va a perseguir nunca el P2P en este gran continente.

“Ready for the Floor” de Hot Chip ya me parecía una maravilla, está en mi recopilatorio navideño, y el resto del disco está más que a la altura. Así después de unas pocas primeras escuchas, me gusta mucho “Out At The Pictures”, la primera, “Shake A Fist”, la segunda, con el juego “sounds of the studio”, buenísimo, “Hold On”, “Don’t Dance”, que es casi un reggaeton, y todas las lentas y baladas, “Wrestlers” por delante, una chulada, medio rayante a ratos, y con probables mensajes diabólicos si se pone al revés.

hot chip made in the dark

(Has visto cómo sigo sin hablar nada de su viaje absurdo, que no he comentado que no le creo nada, que hoy en terapia se me ocurrieron unas teorías, que de repente me imagino para qué se fue a Brasil, y no me importa nada porque ya no gravito en torno a él, pero mentira, porque sí me importa, porque me importan los chicos y porque me anticipo al día de las malas noticias, inevitables.

A lo mejor no debo hablar de él ni escribir sobre él ni pensar en él porque tengo que entender de una vez por todas que él hace tiempo que no es él, y que desde luego, aunque a veces temo que así sea o pueda llegar a ser, yo no soy él, ni el otro que lo parió.)

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , ,

8 comentarios to “Qué punto.”

  1. laura Says:

    como mantra
    “yo no soy él ni el otro que lo parió”

    la cicartiz se va a desarrugar y ni se va a notar, vas a ver. y suerte en el dentista, que es una mierda pero vale la pena, hay que ocuparse de los dientes y tenerlos sanito. salú.

  2. mogkumo Says:

    Yo tenía esa versión del Made in the dark que comentas, así que esperaré a escucharlo en condiciones en cuanti salga.. ayer no veía tu lastfm, pero ahora sí, todo precioso.

  3. Telecine Says:

    lau, ¿hay algo peor que levantarse a las 7 menos cuarto para estar en el dentista a las 8:30? Si, llegar y que no te pueda atender porque no funciona no sé qué aparato…. Grrrr…

    mog, si buscas con empeño encontrarás el bueno… aunque más no sea el mío si estoy coneztado… Pena que wordpress no permite embeddings en flash, no puedo poner el reproductor…

  4. magdalena Says:

    No te quites el punto! no. Que parece una tontería, pero como no lo hagas con tijeras esterilizadas y eso, puede que tengas alguna complicación para el speedo (las probabilidades son muy pocas, pero estan). Te digo yo, que me tengo que quitar lunares con frecuencia porque se les da por cambiar de forma.
    He comentado lo del zen en el analisis con mi analista, creo que vamos a hablar unas 3 o 4 sesiones de lo mismo ahora, más zen aún.
    ‘nosotros, los de entonces, ya no somos lo que eramos’
    y así.

  5. Telecine Says:

    magda, ¡gracias por el consejo! Pero tell me more, ¿te los sueles quitar con bisturí como yo? Porque estoy un poco tal, iba a averiguar para el siguiente hacerlo con láser o frío seco de ese…
    A lo del zen le sacarás más provecho que yo, entonces… Yo empiezo un curso de meditación este viernes, pero el diván va a su bola…

  6. magdalena Says:

    (sección consulta médica)
    Cuando me quitan lunares es porque son displácicos, lo bueno es que en general son pequeños (aunque siempre tienen que quitar más piel que sólo el lunar para analizarlos) lo malo es que me duelen bastante.
    Lo de la cicatrización depende de cada uno, la mía es regular. No sé como te habrán dicho que hagas las curaciones. Yo suelo hacerlas con alcohol yodado y luego una crema cicatrizante y vuelvo a taparlas con una gasa y esparadrapo de tela. Más que nada por costumbre de tantos años.
    A mi el laser me da un poco de miedo, el bisturí no tanto (estoy mas familiarizada).

  7. Telecine Says:

    Magda, ¡gracias por los consejos! Blastoestimulina, ¿no? pero eso cuando me saquen el último punto… Y he descubierto unos apósitos de 3M espectaculares… Pues a mi me operaron otra cosa con laser y fué fenomenal, lo de los puntos no me gusta niente…

  8. marietta Says:

    Jo pé, estos días me acuerdo mucho de ti por estos temas médicos y tal(te puedes reír ahora tú)
    Mis puntos son tres también aunque todavía me quedan 5 días para que me los quiten. Un poco cagada si que estoy, que lo mio es en una teta, escondidito pero teta al fin y al cabo jajaja.
    Que mal se pasa, no se como las yolas & cia se van a los quirófanos a poner teta, que valor, de verdá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: