Debacle final

Estoy escribijeando esto antes del debate final (me encanta, suena a findelmundo), y con una tarta (argentino para pastel) de champis y cebolla en el horno, desconociendo aún si lo colgaré antes que se acabe (el debate, no el pastel), o no. Así que si no comento nada sobre él es que si. O que no, que me lío, pero se entiende.

El viernes pasó por Madrid mi amiga Isabella de París. Es historiadora hispanista; en mi blog anterior hablé de ella alguna vez. Yo ya había quedado con lifeonmars y Mr E para ver “There Will Be Blood”, y por suerte a ella le pareció fenomenal el plan, así que todos contentos. La peli me gustó, bastante, es un peliculón con todas las letras (que frase hecha más boba, cómo va a ser si no, ¿con menos letras?, ¿con ñus?). Muy diferente a todo lo anterior de P.T Anderson, pero a la vez coherente con su universo. Daniel Day-Lewis está, cómo decirlo… no se ha inventado aún una palabra que lo describa, creo. Sea cual sea la palabra, lo suyo sería siempre lo siguiente. No es un Oscar como el que le dieron lo que se merecía: tenían que darle un Nobel, o inventar un premio intergaláctico o algo. Porque lo suyo no es simplemente sobreactuación: en él la exageración es parte de la definición del papel, una vez que te acostumbras te parecería raro que no estuviera a punto de explotar todo el tiempo. Se entiende por qué hace una peli cada muerte de obispo: si hiciera más, moriría, sin más.

Esa interpretación, sumada a una fotografía hipnotizadora, una dirección de arte impecable y banda sonora estupenda, elevan a un nivel súper digno una historia que por si sola no sé si se hubiese sostenido mucho. Porque es un tremendo culebrón al que no le falta casi de nada: hermanos desconocidos, hijos bastardos, predicadores torcidos, los ricos también lloran… ¿Será por eso que en español le pusieron ese nombre tan folletinesco?

Lo del millonario adicto me recordó un poco a “El escándalo de Larry Flynt”, y no pude evitar evocar a “Ciudadano Kane” y “Escrito en el viento”, de Douglas Sirk. Por cierto (SPOILER): Eli el predicador y Paul, su hermano gemelo que da la pista sobre el pueblo con petróleo, ¿son realmente dos personas, o dos personalidades de la misma persona? (parece un trabalenguas) Tengo mis dudas al respecto…

El sábado lo dediqué a reconstruir mi estudio a la espera de mi nuevo Mac BookPro. Como no cambié la mesa, he cambiado lo demás. Estuve gran parte del día armando una cajonera metálica chulísima y una silla de escritorio de las wenas fetén (aunque no es de piel, ya no quiero nada de piel, parte de mi nueva tendencia vegana, ¡viva la polipiel y el eskay!). Puse un protector de suelo y un protector de mesa que son idénticos, te lo puedes creer, sólo varía el tamaño. Viva la protección.

Luego salí a hacer unas compras, incluyendo una nueva crema de Rooibos que me habían comentado, que parece que es el último grito milagroso en el extranjero, y algo debe tener por su precio… Ya comentaré qué tal. Fui all gym y me encontré con Equis (¿le ponía nick a él o no? bah), que me invitó a una re rica cena consistente en tostas de salmón y camembert fundido, y luego una pasta estupenda, en una velada muy del tono que tiene todo en esta nueva vida mía cuando se parece a la idea que tenía de ella.

El domingo fuimos con Depard al Thyssen a ver Modilgiani, que ya tenía yo las entradas de antes, con hora. Muy práctico si no te quedas dormido como Depard. Por suerte mi motito y yo solucionamos el entuerto. Está muy bien la exposición, porque lo ponen en contexto con su época y sus referentes, con un Munch impresionante (“Pelirroja con ojos verdes”), y “El Beso” de Brancusi, que por cierto sale en la peli “Fauteuils d’orcheste”, que te juro que la he visto pero no recuerdo cuándo ni con quién ni dónde ni nada… Efectos colaterales; a veces me da miedo, en serio.

Y todo lo de Modilgiani, obvio. No es muy grande, cuatro o cinco salas nada más, hay más en Caja Madrid de Descalzas que veré otro día. Aquí hay varios retratos y desnudos, y esculturas chulísimas. Yo soy muy fan de Modigliani. Tengo una especie de leit motiv cuando dibujo, garabateo más bien, que son caras ovaladas de mujer, largas, con cuellotes y ojos huecos, que me gusta pensar en ellos como mis Modiglianis. A pesar de unos psicólogos en el instituto que decían que yo tenía aptitudes plásticas, nunca me dediqué a ello en concreto, aunque en una época sí que lo intenté sólo por diversión, y mira, aún tengo esta Dama Morada inconclusa:

 

 

damamorada.jpg

Ayer era un día primaveral mal (mal porque parecía mayo, no 2 de marzo), y nos acercamos a la playa de La Latina, a tomar el sol y ver chulánganos. Han abierto un vegetariano rollo buffet al peso en la Plaza de la Paja, donde el antiguo Baricomio, que está fenomenal. Nos hicimos unos platos combinados estupendos y nos fuimos a un banco en la Plaza de los Carros. Se nos sumó el Xabi y estuvimos cotorreando un buen rato. Me encontré con Lamoltó recién vuelta de vacaciones, y con Cacho, Claudia y Piter de paseo. El final de la tarde lo pasé en casa poniendo orden en el Media Player y el iTunes, y me vi más episodios desternillantes del Sarah Silverman Program.

Efectivamente, me ha quedado un churro considerable, así que dejo para otro rato comentar el debate que aún no he visto, al igual que la indescriptible nueva canción de Mónica Naranjo, la filtración de Madonna, y la evolución de mi regeneración como Ser Superior Casi Perfecto.

 

Nota: ¡Que nadie se quede sin votar el próximo domingo, eh! Siempre que sea izquierdas, que es la evolución humana natural. Si no, nada, forget it, se desmonta y listo.Yo ya voté por correo, por si acaso. (Y el sábado a Guille en la gala de Eurovisión)

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , ,

9 comentarios to “Debacle final”

  1. laura Says:

    Por fin me sacaste el post de perfumes de pocholas y chanchadas!

    Y para hacer de este lugar un refugio bien variado, una vez más me admiro de lo culto de mi hermanito!

    Obviamente la mitad de tus posts no los entiendo, pero ¿playa en Madrid? ¿De qué hablas Wilis?

    (quiero foto del escritorio con estantes nuevos y nuevo orden)

  2. Telecine Says:

    lau, jaja chanchadaaaas I like jeje… La Latina, los domingos de sol, es igual que la playa, todos por el suelo y relojeando… La afoto del escritorio te la mando personally.

  3. Xabi Says:

    Aysss pues a mi me gusta esa dama inconclusa, y me gusta así, además. Tú es que tienes muchas habilidades ocultas…
    De la canción de la Naranjo poco más podemos decir: indescriptible y apasionante.
    La de Madonna, a pesar de lo mal que se oye, me encanta. Pero yo tengo una vertiente muy hiphopera y r&b., y sé que el nuevo álbum me va a volver loco. Pero ya lo hablaremos cuando trates el tema.
    De tu evolución como Ser Superior también hablaremos 😉

  4. Telecine Says:

    Xabi, a que si… Lo mismo vuelvo a dedicarme a ello, a la plástica digo. Lo de las músicas hablamos luego, así como lo del debate, qué fuerte, Rajoy aprovechando la última palabra para volver a hablar de la niñia… ¡está locorl!

  5. ohm Says:

    ¿dónde tiene lo de madonna? yo le quiero

  6. Real Love Says:

    El cuadro me gusta, en serio lo digo. Yo también debería haber hecho algo plástico y tal, es una espinita clavada. Lo mejor, eso sí, la nota final instando a votar. ¿Por qué todos creen que votar es una cosa libre? Votar debería ser obligado!

  7. Telecine Says:

    Ohm toma, todo tuyo:

    http://www.megaupload.com/es/?d=S00SM8EN

    es de una radio francesa, no sé, yo lo oigo regulero, pero se hace uno una idea…

    Real, en serio? A ver si me voy a pensar el volver a ello, la pintura… Y lo otro, totally de acuerdo. Si la democracia es estadística, el campo evaluado debe ser el total, o lo más amplio posible. En Argentina es obligatorio… Aquí la gente piensa todo lo contrario, que obligar a algo no es democrático, y es una bobada, hay miles de ocsas obligatorios, desde los impuestos a todas las leyes y tal…

  8. Real Love Says:

    Es que me parece un tema muy interesante este. Yo entiendo la democracia como sistema, supongo que el más adecuado de los que hemos podido plantear, pero un sistema a fin de cuentas, y tenemos que formar parte activa. La libertad, entendida como hacer lo que quieras, está garantiza por otras vías, pero nada que ver con el voto. En Argentina es obligatorio, no lo sabía; ¿cómo se controla?. Es que es interesantísimo todo, será deformación profesional o algo.

  9. Telecine Says:

    real, en muchos países es obligatorio, míralo en Internet, hay bastante data. No sé cómo será en otros países: en Argentina hay una libreta que llaman DNI (el carnet allí es la Cédula de Identidad), con recuadritos que hay que sellar cada vez que votas. Antiguamente había sanciones graves por no votar, multas y tal, y tenías que mostrar la libreta al día para que te contraten en un nuevo trabajo. Nunca lo entendí bien, porque si perdías el documento (yo lo perdí dos veces), te lo renuevan y no hay constancia, pero en fin, hoy en día da igual porque las sanciones no se aplican, aunque tampoco dejó de ser obligatorio. La participación es de un 80 y pico por ciento allí, no se sabe bien si esa diferencia es sólo abstención o se debe a la cantidad de gente que se fué del país, ya que esta disminución de votantes es reciente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: