Fuera de broma

Hace tres meses, harto de estar cansado y cansado de estar harto, enfermo de adicción y adicto a la enfermedad, hice una ruptura importante en mis hábitos y costumbres. Primero bien, después mal, después más o menos, y finalmente esto de ahora, en lo que llevo un par de meses ya. Una nueva rutina, nuevos hábitos, nueva estructura.

“I’m ready for my close ups, Mr. Cukor”.

Estoy listo para un nuevo giro. Bueno, será una simple alteración de la rutina, para mejorar algunas cosas, aligerar algunas cargas, evitar el anquilosamiento. Este finde fue el principio de ello, y el curso/ retiro que haré a finales de mes me dará un poco más de orientación

El viernes empecé con el cambio de rutina gimnástica. Esta temporada de entrenar cada día, o sea 7 a la semana, me ha venido fenomenal como ansiolítico, descarga y un poco de vigorexia hedonista. Pero es mucho desgaste, y ahora que estoy más tranquilo, voy a hacer mis descansillos. Fue muy curioso, porque después de trabajar me fui a casa a comer y descansar un poco, y al despertarme tenía, no exagero, muchísimas ganas de entrenar. Me hizo gracia, pero asusta un poco la verdad. Decidí ir al gym, pero a nadar, nada más nadar. Unos largos, una sauna, un baño turco, y tal.

Estaba en lista del 8 y medio para el pinchamiento de Guille Milkyway, que tocaba antes en un festival gratuito en San Blas, aunque no me enteré, no sé por qué. Más tarde Misternilsson, sin conocerme más que virtualmente hasta reconocernos en el club, se acercaría a la realidad: “Un festival gratuito, en San Blas, tú ni te enteras, claro”. Soy un libro abierto. Pensaba ir con Cacho, que al final no pudo, así que estaba a punto de desistir cuando me llamó Ludopath, mi amigo francés que viene un par de veces al año de visita. ¡Bien! Lo cierto es que es el acompañante de salidas ideal. De hecho así empezó nuestra amistad hace años, saliendo juntos a bailar, y se mantiene igual a pesar de que yo ya no (muchas cosas). Lo que indica que el llevarnos bien no pasa por la intoxicación.

Quedamos en el Enfrente, yo dudoso porque él venía con su hermana de 20 años, y no sé si es el sitio ideal para tal, pero todo bien, muy maja e integrada. Últimamente cada vez que voy al Enfrente me encuentro con uno (o más) ex rollos, menudo rollo. Supongo que a medida que me hago más viejuno habrá más exes por el mundo, normal.

El 8 estuvo geniaaaal… y para mi fue en cierta forma un ritual reparador, ya que por ahí pasé mi última noche de desfase hace tres meses, y ahí mismo metí la pata bastante, más de una vez. Por ello esta vez la diversión sobria ha sido un gesto mucho más allá de lo aparente.

Nos colocamos junto a la cabina y allí nos quedamos tol rato. Yo saludaba solamente a los conocidos que por allÍ pasaban, y luego, al salir Guille, lo tenía delante miyo total. Genial el momentazo coreografía “Disfraz de Tigre”; bueno, en realidad genial todo. ¿He dicho la palabra genial?

Tuve un acercamiento; bueno, en realidad, como dije, sólo interactuaba con quien se acercaba a la zona, por lo cual lo correcto sería decir que fue él quien tuvo el acercamiento conmigo. Todo bien, no entraré en detalles, pero sí que saco una lección de lo ocurrido. En plan el final de cada episodio de “The Sarah Silverman Program”: “What have I learned today?” Pues es algo así: en contra del mandato de mi subconciente fóbico, ya sé que no necesito estimularme para estar brillante ni anestesiar mis inhibiciones para ligar. Hasta ahí vamos bien, lo confirmo y me reafirmo. Ahora bien: debería pasar a la fase 2, en la que puedo ser más selectivo en mis encuentros eventuales, y partir de la base de que ellos tampoco estén (muy) estimulados y/o anestesiados…

El sábado, descanso, gym, y visita de Micky. Fuimos a pasear, charlamos de cosas. Es increíble lo ingenuamente optimista que es; menos mal, porque está pasando por una fase muy complicada, pero parece ser que ya se está encauzando la cosa. ¡Y tiene novia! Jó, a este paso cada vez veré menos a mis sobris… Hicimos unas compras (rollos del gym y libros en la Fnac, ya ves, dos caras de esta moneda que soy), y le llevé a cenar al Shi-Shang, que aúna dos de sus tipos favoritos de restaurante: chino y buffet, añadiendo mi preferencia (vegetariano). Pues con la tontería, se está convirtiendo en mi restaurante de tralla predilecto. Y luego al cine, a ver “Fuera de Carta”.

Yo sabía lo de la temática gayer, y con Micky todo bien. Lo que no sabía, que me dijo el Xabi que le habían dicho, y una vez que yo ya tenía las entradas, es que era bastante chabacana… En fin, no fué para tanto, ahora bien, sólo recomendable como pieza sociológica. Y no lo que trata la peli, sino la peli en sí. Desarrollo:

En una sinopsis que hay por ahí, dice que la película refleja la nueva realidad social española en relación a las libertades recientes. Pues yo difiero un poco de esa definición. Más bien pareciera ser que la excusa de las nuevas libertades hacen que los viejos chistes homófobos de peli de Ozores se camuflen en un aparente tono más cool… pero igual de casposo. El hecho de que el prota, el héroe digamos, sea gay, no aligera en nada la búsqueda de carcajadas con frases del pelo de, por ejemplo, la que suelta un fontanero que sale de casa de uno: “Agua ya no pierde, pero lo que es aceite… ya no sé”, o “Ese mariquita que trabajaba en un banco de semen y lo despidieron por beber en el trabajo”…

Plagado también de chistes racistas (especialmente contra un chino) y lo que más me molestó: los permanentes chistes de borrachos. Por favor, que entiendan de una vez que un borracho no es nada gracioso y que dejen de fomentar que emborracharse es divertido. Muy fuerte: los cuatro personajes principales tienen su escenita de pedo.

Más allá de que el cine español actual se está convirtiendo en una extensión de la tele, y eso es lo que es esta peli: como ver un episodio largo de Siete Vida o Aída, soprende que Javier Cámara, después de un repunte en la calidad de sus curros, se preste a esto. Por no hablar de Lola Dueñas, por dios, ¿qué hace aquí? El ridículo, ni más ni menos. Fernando Tejero, en su línea; y el personaje del futbolista argentino, sintomáticamente, no lo hace ningún actor argentino reputado (y no porque no hagan comedia cutres: Ernesto Alterio, por ejemplo, llegó a hacer aquella del penalti no se qué, horrorosa), sino un actor chileno imitando (racistamente esteriotipado) el acento argentino; hace pensar si quizás ningún argentino quiso aceptar ese papel, ese guión…

El domingo fue un día principalmente familiar. Bajaron Snow y Caro, y quedamos con el hermano, cuñada y sobrina de Snow, más otro amigo suyo, a pasear por el Rastro, comer en La Latina, café en los Austrias y toda esa parte. Charlas interesantes unas, intensas otras. Todo bien. Luego a casa a siestear unos e internetear otros, y ya marcharon.

Por la noche, divertido colofón al finde. Con Ludopath, Depard, Caco y Dove, fuimos al último Alló Fellini con las tres Fellinis (la semana que viene, el último final, sólo estará Nenita Danger). Nos reímos mil. Después ellos marchaban a copear o algo, pero yo ya no, yo ya había tenido una dosis de ocio findesemanal más que suficiente, y a dormir que hay que trabajar para levantar este país, templo de la izquierda, que hasta el PP quiere a los socialdemócratas, te lo puedes creer.

Por cierto, ¿cuál es el Partido Liberal?

Anuncios

Etiquetas: , , , , ,

9 comentarios to “Fuera de broma”

  1. Xabi Says:

    Lo más fuerte no es que Javier Cámara se preste a hacer esos churros… es que le den el premio al mejor actor en el festival de Málaga (y que conste que hablo sin haber visto la peli, que lo mismo me troncho).
    A Fernando Tejero si que le odio. Espero que le sigan contratando para hacer de portero (de finca o de fútbol) en todas las españolas de este año, a ver si se quema pronto.

    Yo el domingo me ví en casita Diario de una Niñera. Madre mía qué desperdicio de buenas actrices como Laura Linney o Scarlett Johansson… Es como Mary Poppins pero ahora.

  2. Telecine Says:

    Xabi, pos me decía Richard que el festival de Málaga se parece cada vez más a un festival de televisión. La gente que hace cine ahora (directores, productores, actores) viene casi toda de la tele. Y yo añado: los contenido van también por ahi…

  3. fran Says:

    Nosotros vimos “Rebobine, por favor”, y nos gustó.
    Lo de que se vayan al partido liberal o al conservador yo tampoco lo entiendo, ¿son indistintos? ¿o es que se manda a esa gente a EEUU?

  4. mogkumo Says:

    Liberal liberal.. aurora boreal.
    Y cómo fue la sesión de Guille en el 8? Porque cuando estuvo en Zaragoza fue un poco (demasiado) especial…

  5. Telecine Says:

    fran, qué bien, a mi también me gustó… lo que pasa es que las de Gondry con Kaufman, pues que me gustan más… Qué lío de partido, así se disuelva mira, pero como eso no va a pasar, casi mejor que se organicen…

    mog, pos yo me esperaba un poco frikada, con mucho j-pop y tal, y para nada, mucho jitazo de ayer (antesdeayer más bien), y poco y selecto actual…

  6. coxis Says:

    no he visto la de Cámara, me huele a rollo supino… Y con lo que tú dices del toque Ozores ya ni me arrimo a la puerta del cine

  7. Telecine Says:

    coxis, no sé, hay que apoyar el cine español… mal mal no lo vas a pasar, se puede ser crítico y disfrutar de algo, no sé… 🙂

  8. TB97 Says:

    Pues yo es que tengo invitaciones para ver esta peli, y me da un MIEDO… Y encima pretendo llevar a mi último chulo, que capaz es de darme la patada por llevarle a “gozar” tal experiencia beyond limits.

  9. Telecine Says:

    TB, bah, ve ve, más aún si es de gratis…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: