Molar

Estos días, con tantos temas en torno a mi mucho trabajo y las novedades discográficas, se han visto total y absolutamente empañados por un percance médico de envergadura. En efecto, sigo con los temas medicales, y estoy un poco hasta la polla ya, pardon my French.

Llevaba yo ya como un mesecillo con molestias en una muela; justo antes de semana santa me hicieron una endodoncia que no resultó: me seguía doliendo. Al tiempo me la repitieron, y nada. Esta semana el endodoncista tiró la toalla, y aliado al periodoncista, sentenciaron extirpar. Voy a resumir el asunto, porque además de los hechos concretos, el mal trato (y maltrato) al que me sometieron en Adeslas Dental es inenarrable. O muy largo y truculento de narrar. Como pre-conclusión, lo digo todo lo alto y claro que me permite este vuestro blog: Adeslas Dental NO.

El martes por la tarde me atiende una cirujana no sólo mala sino también borde, y sin entrar en lo escatológico, digamos que al extraer la muela de la encía superior izquierda, pieza 26, practicó un orificio contranatura que va de la boca a las fosas nasales. O sea: tengo un agujero de la boca a la nariz. El aire se cuela, hablo raro, se pasan los líquidos… una mierda como la copa de un pino.

En el momento no medí la gravedad, ya que salí de la consulta mordiendo una gasa, y la doctora quitó toda importancia a su negligencia, la muy zorra. Ayer fue un día horroroso de excursiones a la clínica para que alguien me haga un poco de caso, consiguiendo sólo vivir momentos verdaderamente asquerosos con gente super borde, corporativista, tapando sus errores unos a otros. Vamos a ver, un error lo puede cometer cualquiera, y más aún esta gente tan estresada (que no entiendo cómo los médicos se ocupan de nuestra salud cuando la suya propia la llevan fatal), pero por mucho papel que te hagan firmar antes de mover un dedo, creo que lo mínimo es brindar un trato humano, dar información cuando se pide, tener un mínimo de empatía para con el que sufre.

La cosa sigue fatal, aunque estoy un poco (poco) más tranquilo. Parece ser que en Adeslas se van a poner las pilas, y por lo menos desde el punto de vista comercial intentarán resarcirse (eso me han dicho por teléfono, que me llamarán y tal, aunque ya no les creo nada). Aún estoy por ver en qué me afecta. De momento, el curso/ retiro que tenía señado para hacer el puente próximo, no está claro que pueda asistir: es en torno a ejercicios de respiración, ya me contarás. Por lo demás sigo con antiinflamatorios y antibióticos (la úlcera encantada, te imaginas), y enjuagándome con colutorio, que dos de cada tres veces se mete por la nariz y no veas cómo escuece.

Aquí sigo, anyway, en mi puesto de trabajo. El gym me lo salté un par de días, pero creo que hoy iré un ratillo. Y lo mismo si no salgo tarde por la tarde me acerco a urgencias de la SS, para quedarme más traquilo…

Ya me gustaría ser cliente, y no paciente. Qué profesión es la médica que el nombre por el que se llama a los clientes ya lleva implícito que te vas a tener que aguantar: paciente. Ya me gustaría poder reclamar y tal. Los errores médicos no tienen garantía, no se puede “cambiar”, pero que por lo menos te traten bien, ¿es mucho pedir? Yo soy muy de poner reclamaciones, como Lady Olé, porque ya sufrí mucho por no quejarme, y la responsabilidad sobre todo lo que me pasa es mía. Lo que no provoco directamente, lo permito, y no elegir es elegir que elijan otros por uno. Por eso pregunto, insisto, no me voy con la duda de qué es lo que ha pasado…

Ya me gustaría que fuese, por ejemplo, como el enmarcado del poster de Butt . Antes de dejarlo en la tienda, me aseguré que al enmarcarlo lo pegarían bien plano, era muy importante, porque es de papel normal, fino, y venía doblado; las marcas de los dobleces ya no se quitan, pero si se pega bien, cuela. Me lo llevo a casa, y al desenvolverlo veo que estaba fatal, todos los dobleces levantados y con burbujas y todo. La verdad es que la chica que me atendió fue super simpática, y lo repitieron y quedó fenomenal. Esto es lo que veo sobre mi cama cada mañana la despertar, y cada noche al acostarme: Jason Whipple from Brattleboro, Vermont, USA, by Miguel Villalobos. A que mola.

Por cierto, el doble significado de lo que pone la taza adquiere otras dimensiones sobre una cama… jeje…

El disco de Madonna también mola, más de lo que dicen los tunantes por ahí. Coño, es un disco de Madonna: pop energizante, estudiadamente actual, más o menos negra (que no es todo R&B, y lo que es R&B me gusta), y cómo es tónica desde hace un tiempo, ya no más letras profundas, y si rimas infantiloides. Ya haré una crítica track by track.

Ahora bien, me he asombrado a mi mismo pendiente del disco de Mónica Naranjo, y es que “Europa” me gusta, en serio, no es pose, me encanta, especialmente en el gym. Pero a dónde voy, cómo me va a gustar el disco entero, ni que fuera fan. Pero bueno, desde que ví que ella misma lo recomendaba escuchar en el coche, pos no se hable más, a mi Poyota vas.

Visto por el lado bueno, por lo menos ni se me ha ocurrido investigar nada de lo de Mariah, te imaginas. El día que haga algo de eso me avisáis y me daís un par de tortas, o algo…

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , ,

8 comentarios to “Molar”

  1. Xabi Says:

    El poster enmarcado me encanta… me alegro de que quedase guay.

    Y Hard Candy ME ENCANTA mucho más. Qué manía de criticarlo y de compararlo al anterior… como si el Confessions fuese un disco de referencia (y no tenía más que 3 ó 4 temas destacables).
    Yo es que tengo unos gustos muy rarunos con Madonna: me flipan los que a la gente le dejan indiferentes (como Erotica o Bedtime Stories) y me dan más igual los que adoran sus talifanes.
    Hard Candy tiene temazos y el toquecillo R&B me encanta… sólo detesto la de Spanish Lessons. Sencillamente no entiendo su inclusión en el álbum a no ser que en un arrebato de ansiedad, haya querido contentar a todos los colectivos marginales: negros, hispanos y maricones.
    Pero ya lo destriparemos cuando lo desmenuces en otro post.

    Y ánimo con tus intervenciones y demás… no dejes que te agobien tanto. Besote.

  2. fran Says:

    Reclamar en la privada es más complicado que en la pública, pero por el transtorno, y si te han tratado así y encima te han dejado mal, yo lo haría. Allí no sé, pero aquí todos los establecimientos sanitarios tienen hojas de reclamaciones y también se puede presentar por internet. Normalmente se acaba en la vía judicial, o con un acuerdo con la compañía de seguros.
    Y si te trataron muy muy mal también puedes ir al Colegio de Médicos, aunque poco pueden hacer.
    Yo debería ponerme con mi dentadura, que da miedo, pero se me quitan las ganas en seguida.

  3. laura Says:

    ¿te sacó la muela y te dejó un agujero hasta la nariz????? en mi vida escuché algo así.

    de la negligencia médica no quiero hablar, es muy de palabras de armando eso de “si no pueden con ellos mismos y su propia salud ¿cómo van a poder ocuparse de otro?” sigue pensando igual…a veces se pasa, qué se yo

    cuidate y averiguá si está todo bien en otro lado, nene! y tomá protector gástrico y esas cosas

    me gusta que te duermas y te levantes viendo a ese bombonazo, pero na hace falta “cantar” who comes first” ¿no? jajaja

    beso!

  4. worley Says:

    Por un momento pensaba que estaba leyendo el blog de ohm… 😛

  5. Telecine Says:

    Xabi, asias, ya estoy más tranquilo (aunque no mejor…). “Spanish Lessons” me pareció una caca al principio, y ahora estoy empezando a pillarle el punto, jaté…

    fran, eso, ¡a poner reclamaciones como Lady Olé! Yo es que las que he puesto formalemente nunca me han hecho mucho caso, pero no lo descarto. De momento me han pedido mil perdones, pero si la cosa va a más, seguro que lo hago. Con la boca hay que ponerse, que si no es peor, pero mira mi mala suerte, que me hice de todo y lo que se me escacharró, al final, eso otra cosa…

    lau, pues parece ser que es bastante frecuente. Hoy me hicieron varias Rx y se ve que la raíz de la muela llegaba hasta el seno… Parece que era del todo inevitable (si es verdad que me la tenían que extraer, que ya dudo hasta de eso), pero ante el mal, por lo menos ser considerados…. jajaj, ¿vos decís que soy como Armando? Ay, que cruz… ¿A que es lindo el nene?

    worley, jaja yo también lo pensé al escribirlo…

  6. ohm Says:

    ya le vale a worley…

    en eso de lo de los médicos le entiendo bastante. ya sabe. llevo sin poder nadar desde octubre y cambié de cirujano y o se la come al otro o yo no sé, pero me dijo que todo bien y que es normal y que paciencia y tal. y le promise que me han dejado el sobaco que es como un chocho, porque como me lo hicieron en vertical me salen pelos a los lados y si no me paso la moto por el sobaco parece un chocho enorme. muy mal mi sobaco izquierdo…

    debo ser el único marica que aún no tiene lo nuevo de la madonn…

  7. marietta Says:

    Kéfir, mucho kéfir, ha sido lo que he tomado yo para lo de los antibióticos.
    Ya llevo un mes sin nadar y mañana tras retirarme los 3 puntitos me darán carta blanca, buff no veo el momento. Yo he tenido mucha suerte en la sanidad pública, el trío médico-enfermera-marietta ha empatizado genial y eso ayuda mucho, la verdad.
    Ten un poco de paciencia, que seguro será cuestión de tiempo que lo tuyo se arregle, pero no bajes la guardia y reclama!
    Que todo vaya a mejor.:D)

  8. lifeonmars Says:

    Me encanta el BUTT poster. ¡qué bueno, por dios!
    Espero que lo de la boca vaya mucho mejor, y que ya hayas superado el aml trago. Y que al menos vayas ya saliendo de tanta intervención, hijo, ¡que ni la Cher, majo!
    De Madonna no opino. 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: