Archive for 27 junio 2008

La publicidad me está carcomiendo por dentro

junio 27, 2008

Publidad engañosa, qué redundancia.

Copy. Briefing. Plan de medios. Campaña. Sacacuartos. Artefinalista.

Presupuesto. Baja el presupuesto. Baja más el presupuesto.

Cliente. Que esté contento. Fist fucking.

– No me puedo negar… qué sacrificado ser creativo…

– Toma tu premio… ¡plaf!

Y ya el viernes en el Club de Creativos:

– He copiado un anuncio de un video de youtube…

– ¡Tú si que los tienes gordos!

– He dicho que la idea era mía…

– El spot está bien pero tenemos que cambiarlo.

– Los putos cambios…

– ¡Se cobran aparteeee!

– El cliente no entiende el anuncio…

– ¡Cierra la puerta que se escapa el rappel!

– Nosotros seleccionamos muy bien a nuestros clientes.

– Tenemos 4 cuentas.

– ¡Excusillas de agencia pequeña!

– Quiero el que dobla a House

– Las agencias argentinas son las mejores.

– Soy Junior todavía y tengo 50 años.

– Soy creativo y por la noche Copy…

– ¡Tú si que eres crossover!

– Pásame algo pa esta noche…

– La publicidad me está carcomiendo por dentro…

– Tuve 2 ideas y me forré… ¡en los 80!

¡Me voy a Ibizaaaarl! Vuelvo el domingo.

Positive thinking won’t keep ships from sinking

junio 24, 2008

Qué pena, me temo que este blog va a entrar en una etapa de vida semi latente, con actualizaciones esporádicas, como pinceladas estivales. El motivo de no escribir estos días es principalmente labo laboral, pero también que en cuanto he tenido unos ratos libres los he dedicado principalmente a estar al aire libre y/o bajo el sol piscinesco, amén de mis momentos gimnásticos, y claro, los resultados de mi devenir actual son bastante más concretos que los efectos positivos de la escritura automática: unos spots presiosos que se verán en tu pantalla amiga este verano, un cuerpo fenomenal para mi edad, y un tono caribe caribe.

Bueno, contado asín todo suena maravillosos, pero hay otra actividad de toda la vida con resultados positivos y menos tangibles, que es mi techista, la “shrink”, la estrujacerebros, el diván, mi terapia. He avanzado bastante últimamente en la gestión de la ira y cosas por el estilo, pero nada, ya vamos cerrando curso, que me quedan pocas sesiones antes de la pausa veraniega.

En el diario devenir hay miles de cosas que contar, como el concierto de “La Monja Enana” y “Montevideo”, que estuvo fenomenal; había gente, pero poca gente, y yo que me quería quedar un rato bailando al acabar y todos mis amigos me desertaron. O la cena el sábado en una casa chulísima de un amigo de Palo en la calle Calatrava en su casa, que es un antiguo local a la calle, con las gentes pasando ahí delante tuya, principalmente gayers asistentes a la Sixta. O los preparativos para las vacaciones, y antes, este finde, irme a Ibiza a la boda de la Reich…

Y luego está la conformación de mi ya clásica recopilación de música estacional. En breve estará lista selección veraniega, de la cual ya tengo el nombre, y muchas ideas en el fondo del celebro. No creo que llegue a este finde, pero para antes del Orgullo estará seguro. Aquí van algunas de las cosas que suenan y estarán seguramente en el susodicho.

El título del post es una frase de una canción de Jay Brannan de su disco aún inédito “Goddamned”. Es una frase clara y pragmática para una mentalidad tan sofrológica como la mía. La letra completa de la canción es muy chula, el disco entero es muy chulo, todo mola mil. El disco no es unplugged, pero muchas canciones están en youtube grabadas por el domésticamente, mira qué bonica (del tó):

Algo del disco de Jay Brannan habrá en el compilado. Es música más bien suavona, como la siguiente que voy a reseñar, lo que me tiene one more time dudoso de cómo encarar el asunto intensidad musicovocal, que si hago un evolutivo como el “Spring Up” o si por el contrario hago dos compilados, uno rollo siesta veraniega y otro chunda chunda. Creo que será esta segunda opción, a ver si tengo suficiente stuff, que yo creo que si.

El Perro del Mar es un proyecto sueco (cómo no) de una cantanta llamada Sarah Assbring, amiga y colaboradora de Jens Lekman, cuya influencia se nota, bastante. Rollo homemade, canciones breves, una maravilla oiga:

Las imágenes de este video son de ‘Comizi d’Amore’ (1964), un documental de Pasolini sobre la sexualidad en Italia a comienzos de los 60 (lo leí en los comments, no es que me conociera la peli, pero a que si no lo aclaro hubiera sonado super erudito…)

Leí por ahí el otro día que Pascal (el matemático) acabó una vez una carta larguísima a un colega diciendo algo así como “perdona que no sea más breve pero es que no tengo tiempo”. Me encanta, es exactamente lo que me pasa. Mis posts son largos porque no tengo tiempo de escribir y reescribir y resumir y abreviar y toda esa parte. Así que acabo ya con una de las aportaciones bailonas, por parte de lo de Matthew Dear. Su disco “Asa Breed” no es super nuevo, pero lo he descubierto ahora. Es un jitazo tras otro; la canción que elija será uno de los platos fuertes. Este video, además, está fenomenal:

A ver si digo algo antes marchar a las Pitiusas, que creo que será que no, ya que aún tengo que comprar la ropa y otros menesteres.

Halagos, Reproches

junio 19, 2008

Ya por fin hemos acabado la maratón de rodaje from hell, que cada día hasta al alba al alba, fatal de horarios, aunque lo rodado en sí muy chulo todo. Menos mal que los cuatro días estuvieron divididos en dos, con el finde por medio, que si no, no sobrevivo para contarlo, y menos acabarlo, obvio. Los últimos dos días fueron de mucho surrealismo. El lunes en la Plaza de Santo Domingo, que siempre hay muchos rarunos en los rodajes callejeros, pero los de esa plaza se llevan la palma. No sé si será el wi-fi (léase “wai fai”), que afecta al celebro de los transeúntes, en plan que les deja el raciocinio tras un frewall o pidiendo un password a gritos, o algo así. Las estrellas de la jornada fueron: el arquitecto yonqui, el maestro jamonero, y el barrendero nazi, uno que afirmaba que Franco era rojo y maricón, para que os hagáis una idea del pavo.

Ayer rodamos en un cuartel del ejército abandonado en Alcalá de Henares. El lugar en si fenomenal, tenía un rollo muy especial, pero resulta que estaba de mierda que no veas, mucha caquita de bichos, y palomas muertas por todos lados. Un auténtico asco. Yo me puse malamente a nivel salud al llegar, pero luego ya hice unos aticuerpos y mucho mejor. Acabamos como a las 5 de la mañana, las 6 y pico que me dieron antes de dormir, así que ayer me quedé en la cama (tuve que cancelar unas reuniones). Al mediodía fui al gym con la idea de venir luego a la ofi, pero al irme a duchar me di cuen que no llevaba ropa interior, y qué le voy a hacer, me tuve que volver a casa. Considerando que ya estoy de jornada intensiva (aunque nunca puedo hacerla en junio), ya me quedé teletrabajando hasta la hora del Real.

Última ópera del abono (ya he renovado el de la próxima temporada, por cierto): Véc Makropulos, de Leos Janácék (estos acentos checos no están en mi tecladorl). Fenomenal. Lo mejor, egoísticamente, es que sólo dura una hora cuarenta, sin intervalos, estupendo para mi estado de cansancio en ese momento. Por lo demás, una ópera mazo raruna; yo ya había visto del susodicho “Desde la casa de los muertos”, que con todo lo marciana se entendía más. Bueno, qué exagerado soy. El libreto es muy surrealista, y la puesta en escena una ida de olla, pero la emoción se transmite alta y clara, me llegó bastante.

Toda la obertura la hacen sobre una pantalla de cine donde proyectan unos cachos de “King Kong” y de un documental sobre Marilyn. Luego, en escena, aparece una cabeza y mano gigantes de dicho mono, y proyectan más cosas, por ejemplo “Sunset Boulevard”. La escena es como un teatro decó, con unos decorados que entran y salen de unos urinarios, unos baños, y una piscina, te lo puedes creer. La protagonista, una cantante rollo la Monroe (un poco Alajka en otro rato) de 350 años de edad (si, has leído bien), en un momento de la obra se saca una teta, y en otro, para seducir a un tunante para que le de la carta sellada que contiene la fórmula de la longevidad, se saca las bragas, se las da, y el otro coge agarra y se pone a olerlas. Así no es de extrañar que algunos viejunos se marcharan ofuscados del teatro.

Me emocioné bastante hacia el final, cuando en su agonía la protagonista cuenta su visión del mundo desde sus más de 300 años; dice que da igual cantar que no cantar, amar que no amar, y así, pero que los humanos nos obsesionamos con el momento. Eso, según ella que ya estaba con el culo pelado de todo, es algo maravilloso…

Llegué a casa a tiempo de ver Muchachada, con altas expectativas para el momento Alaska, Mario y Nacho Canut, y salvo un par de cosicas, me decepcionó un poco. Creo que al Reyes le gustaría ser más malandrín, pero se corta, y busca metáforas para dar caña. En esos momentos se luce. Como por ejemplo: el comienzo de Vaquerizo/ Cuato, para contar como se conocieron, o que cada vez que entra Nacho Mario es un maniquí, y lo mejor: el aparato regulador de ego con sus Reproches y Halagos. ¡Anda y vete pa’ tu pueblo!

Hoy ahora en un rato voy a l’Apodaca a cortarme los pelos, y luego sesión doble de terapia por las que falté. Mañana estoy en lista para La Monja Enana y Montevideo en el 8 y ½, decidme si alguno queréis ir

Cosica

junio 15, 2008

Que no, que te juro que no tengo intención ninguna de dejar el blog. No me ha abducido el facebook (de hecho no sé muy bien qué pensar acerca del repentino interés de hacerse amigo mío de un montón de gentes de mi sector profesional), ni tengo menos cosas que contar (aunque bien es cierto que a nivel escritura terpéutica anónima, con su carga y descarga emocional incluída, ya no es lo que era). Es simplemente que estoy en medio de una producción mazo absorbente, ya que tenía que haber sido un rodaje de cinco días y por problemas de panoja se dejó en cuatro, pero como las cosas son como son, para meter cinco días en cuatro es necesario hacer los días bastante más largos.

Así fué como el vienrnes acabamos a altas horas de la madrugada, y me perdí el concierto gratuito y al aire libre de La Casa Azul, en las fiestas de San Antonio de la Florida. Una pena, oyes. El sábado me levanté tarde, y aproveché un ratillo del primer día de piscina de mi casa. Luego gym, y al salir, que serían como las 8, pasé por el el club donde Tugramola estaba organizando la fiesta que esa noche se hizo de un famosísimo club deportivo gayer al que pertenece. Les ayudé con unos temas y unas cosas, y regresé por la noche con Depard a la fiesta en si misma. Estoy superresumiendo, que te he dicho que no me puedo explayar mil. Porque es largo de contar que salimos a visitar a Palo a su bar y que luego vino Manuel y luego reresamos al club y luego vineron ellos etc etc.

Hacía mucho que no iba a una disco de house tecno house en Madrid, y he de decir que todo está bastante más o menos igual que siempre, con el matiz de que ahora ya sé qué gym van el 80% de los descamisetados: al mío. Antes de eso, a primera hora, la fiesta de los nadadores estuvo fenomenal. Hacían números dragueados, y he de decir que el travestismo por parte de hombres con espaldotas, hombrotes y brazone, tiene su aquel.

Bailoteamos un montón, charlotié bastante, e interactué lo justo, ya no por no integrarme generacionalemente o por mi reconocida fobia, sino porque a ciertas horas de la noche no te creas que hay mucho público que no esté perjudicado por el alcohol y/o las substancias. Después de la fiesta de deportistas digo, que ahi, a primera hora, sí que se veía gente más interesante, y ahi si interactué una mija más.

Hoy fuimos al gym con Tugramola y a ver Indiana Jones, por fin. Me gustó: es lo que me esperaba, ni más ni menos. Indy está efectivamente reviejo, y el nuevo no sé yo si no es un poco feto, pero bueno, el tiempo lo dirá, en la edición XXV de la saga o algo así. Me han surgido unas dudas un poco Cuarto Milenio: que si estas criaturas trasdimensionales que tanto enseñaron la agricultura y las cosas de la civilización al hombre antiguo, para luego quedarse esperando que vuelva la cabeza perdida, en lugar de recomponerse y seguir ayudando cogen agarran y hacen un terremoto tsunami y se van en la nave al espacio entre los espacios, cachis, con lo bien que vendría ahora un poco de ayuda con el paro y las hipotecas y los transportistas o los imigrantes o los irlandeses (por cierto, ¿estos votan el Tratado de Lisboa y nosotros no nos preguntan nadies? ¿Alguien sabe why?)

Y así que iba a escribir sobre por qué parece que escribo menos y voy y escribo este tochazo que da cosica. Me voy a la cama, donde debia estar hace ya un rato, que ya no duermo mis ocho horas, cachis. Mañana rodaje en exteriores, que parecía que iba a hacer malo pero el último parte dice que no, que lo mismo hace un solazo que si fuera de cera como Nacho Canut acabaría derretido. Que si, que lo dijo Alajka en Muchachada Nui, por si no lo viste:

Mi hijo se llamará como su padre: Padre

junio 11, 2008

Casi me da un ataque de risa anoche al escuchar la frase del título de este post en el estreno de “Ugly Betty” en Cuatro. Y es que la dice una embarazada pegándose el lote con un cura… Priceless. No sólo por la frase y la escena en sí, súper hereja total, sino por la brillantez metalingüística; una serie americana basada en un culebrón latinoamericano, protagonizada por una familia latinoamericana que ve culebrones idem en su tele. La escena esta del cura y la embarazada es de uno de esos culebrones; en algunos sale la mismísima Salma Hayek, que produce la serie. Buscando por ahi la escena, que no la encontré, descubro que en todos esos culebrones hay cameos de actores latinos famosos. El que hace de cura es un tal Sebastián Rulli, argentino, y está de este buen ver:

Más que padre, yo le diría papito… En fin.

Yo, personalmente, no vi ninguna de las novelas de Betty las feas, ni la original ni las versiones españolas, y no tenía ninguna intención de ver ésta, pero estaba tan tan agotado anoche que cené pronto y me caí literalmente en el sofá con la tele encendida, y no tenía fuerzas ni para coger el mando para cambiar.

Y lo cierto es que no está nada mal. América Ferrara, la prota, ya me había gustado mucho en “Las mujeres de verdad tienen curvas”, y aquí está muy graciosa. Vale, la historia en si (el patito feo que todos subestiman pero en realidad es brillante y al final se hace justicia), está más que vista, pero una vez superado ese trance, se deja ver, y tiene puntos chulos. Desconozco la trama original de los culebrones de las voces originales de los ratones originales, pero esto que vi anoche, el piloto y el primer episodio, me parecieron más que inspirados en “El diablo viste de Prada”. Ya veré si la sigo viendo, o qué.

Por lo demás, sigo bastante estresado. Mañana empiezo un rodaje de cuatro días que me trae de culo. Vamos a ver: la peli es muy chula, el equipo fenomenal, el rodaje va a ser divertido y va a quedar que te cagas, pero me están creciendo los enanos con cosas que no deberían estar dándome problemas y a veces es todo bastante frustrante.

Sabes qué pasaaaa… que para este post tenía pensado enumerar las razones por las cuales no soy últimamente muy explícito en relación a problemas que me aquejan, y una de esas razones es que: me pasan muchas cosas todos los días, y yo en realidad necesito estar tranquilo, y a veces al contar todo lo que me pasa en lugar de que me resulte terapéutico y una descarga, acaba siendo más estresante, verlo todo ahí negro sobre blanco te como todo lo negro te como todo lo blanco.

Me explico o no me explico. Quicir que iba a contar cosas que no contaba y contar que no las contaba por no estresarme, pero no las voy a contar porque en estos mismos instantes ya vengo bastante estresado y por ende, pos eso.

Además ahora mismo salgo para terapia y entre eso y mis ejercicios espirituales ya verás como nada me afecta, todo fluye, todo es ilusión, y toda esa parte.

Menuda mierda de post me ha quedado.

Con las rodillas in the guanter (of the moto)

junio 9, 2008

Ay qué estresaíto estoy hoy. Tuve que madrugar sobremanera para una reunión intensísima al más alto nivel en los puestos número uno de una companía grandísima námber uán námber. Una reunión de esas de mucha gente opinando, palante patrás, mil temas a tratar y ves que pasan las horas y cada paso que avanzas retrocedes dos y a ratos parece que no logras nada aparte de un buen dolor de cabeza…

Pero bueno, prueba superada, de momento, pero me quedé un poco tal. Eso es para una producción de una famosísima marca de refresco de cola, la segunda parte de una campaña muy exitosa del año pasado. Rodaremos dos días de esta semana y otros dos de la que viene. La producción musical está siendo bastante trabajosa, pero bueno, esa parte me gusta más. Aparte de eso estoy con otras dos producciones, así que bastante entretenido.

Eso en el plano profesional, que en mi caso el límite entre el curro y la vida personal está un poco difuso, y no te creas que me hace mucha gracia. A veces siento que estoy un poco hasta los huevos de esta vida de artista. En cualquier caso, me he dado cuenta que en los últimos tiempos no hablo mucho de cosas personales en el blog (a excepción de lo de la denuncia, que es personal pero lo que he colgado fué escrito para otra cosa), o por lo menos no con tanto detalle como antes, y mira que me han pasado cosas bastante importantes. Se me ocurren dos motivos para no haberlo hecho. Voy a madurar un poco más el concepto y si eso en el próximo post lo comento.

El miércoles vi Muchachada en casa con Tugramola e hicimos muchas risas. Me encantó Sánchez Dragorl. Mi momento favorito:

– Aquí estoy, en el vagón de la pedantería… ¿Cuál será la próxima estación, la estación del bofetón?

Un síntesis perfecta del personaje.

El jueves fuí a un showroom amigo a buscar ropajes, y el martes anterior había ido a otro. Resulta que se me complica bastante el mundo calzado ahora que no compro nada en piel de cadáveres; casi todas las deportivas llevan por lo menos la lengueta en piel. De momento voy bien: me compré unas Evisu de bota muy chulas, y unas de Puma Rudolf Dassler, todas en loneta muy apañás, muy buen género oiga. También una camiseta de Astroboy preciosa

El viernes fui con el Xabi a ver “La Niebla” (el nombre original es “The Mist”, más correcto sería “La Nebilna”), basada en una obra de Stephen King. Íbamos sin saber muy bien nada y sin muchas expectativas más que pasar unos momentos terroríficos sin más, y la verdad es que la peli está fenomenal. Muy bien llevada, más de tensión que de miedo-miedo. Los actores muy bien todos, el prota me gustó mucho a nivel morbológico, y el niño es muy bueno. El final es un bajón que no veas, algo bastante poco usual en el cine americano. No spoileo, pero eso, que acaba fatality.

Hay un asunto sobre las razones que desencadenan el conflicto que en perspectiva creo que no lo dejan nada claro; lo digo por si alguien que la haya visto quiere que lo comentemos entre nosotros, si eso, a ver qué conclusiones ha sacado.

Luego fuimos al Enfrente un rato, con Oblikuo (que lo encontramos por la calle volviendo de cenar con Depard), y Tugramola, que se sumó más tarde. Nos retiramos pronto. El sábado fui al gym con Tugramola (ya no pongo lo del gym cada día, pa qué, ya sabemos que voy cada día…), y por la tarde vino mi sobri a casa, que iba a ir al día siguiente a la Feria del Libro, pero resulta que la Cornelia esa que quería ver no era este finde sino el siguiente. Qué feliz estaba el guaje con su habitación nueva que me tiré horas y horas limpiando… ah no, eso viene después, otro día, que es uno de eso temas que no trataré hoy…

Cenamos una pizza y una ensalada deliciosa, y salí un rato, para una vez que mis amigos salen por mi barrio otro día que no sea domingo. Estaban en La Parrala el Xabi, Oblikuo, y Unflashybasta, y luego fuimos un rato a la Sixta, venga de rajar. El dimanche muy tranquilo todo: paseo rastril con Micky, compré unos regalos en el rastrillo de Helena Rohner, comimos chino con Tugramola, siesta, gym… y a la cama trés tôt que hoy había que mazo madrugar para la susodicha reunión del principio de esta crónica. Me tiré a las calles en la motillo bajo la lluvia, que mi Poyota está en el taller (ese es otro de esos temas), y eso, empecé el día agotado por luchar contra los elementos. Pensé que iba a ser peor, though, pero mira, mientras la huelga de transporte no me tenga desabastecido a nivel hidrocarburos, iré tirando…

El post de hoy ya lo escribí, antes

junio 6, 2008

Esta es la reclamación que he puesto por lo que me hicieron en la boca. He decidido colgarla en Internet como gesto de protesta, porque cabe la posibilidad de que no me hagan caso ninguno. Cuando eso ocurra, si no me hacen caso, ya veré si procedo por otras vías, pero de momento hago esto. Colgar la reclamación con nombres, pelos y señales es mi derecho y mi poder ante tanto abuso y atropello. Sólo la quitaré de Internet si veo satisfechas mis demandas. No sé si me estoy arriesgando a algún tipo de represalias, pero bueno, queda bien claro que si me mandan a partir las piernas, ya se sabe a quién/es ir a buscar…. No pierdo las esperanzas de una resolución civilizada y satisfactoria anyway…

Reclamación a ADESLAS DENTAL
Mala práctica ante una comunicación bucosinusal

Reclamante:
Telecine

Empresa contra la que se reclama:

ADESLAS DENTAL S.A.U.
Joaquín Costa, 35
28002 – Madrid
NIF A79347266
Tel.: 902 200100

Descripción de los hechos:

Antecedentes:

El día 19 de marzo de 2008, el Dr. Martín de Fuentes me hace una endodoncia a raíz de un dolor en la pieza 26. Cobran 65 € (factura adjunta).

Ante la continuidad de el dolor, me manda antibióticos (soy propenso a úlceras de duodeno, al tomar antibióticos tengo que tomar también omeprazol) y me remite a la Dra Lozano, la dentista de cabecera. Ella no puede practicar la reconstrucción si me duele, por lo cual vuelvo al Dr. Martín de Fuentes, que decide reendodonciar unas semanas más tarde. El día 22 de abril, ante la continuidad del dolor, recomienda la extracción de la pieza, evidenciando que todo ese mes de endodoncias y antibióticos no fueron fundamentados.

Hechos reclamados:

El mismo día 22 de abril, me practica la exodoncia la Dra. Ruiz Espinosa. Ella ve una radiografía periapical en la que (luego supe) se deduce claramente el riesgo de comunicación bucosinusal, pero no me advierte del riesgo (en la hoja del consentimiento que nos hacen firmar no se habla de ello en concreto).

El trato en general es lamentable. En el proceso de la extracción, noto que se me obstruyen las vías respiratorias, y al incorporarme me sale un chorro de sangre por la nariz. No me dice nada, ni ella ni la enfermera, continúan con la intervención, y al acabar la doctora vuelve a mirar la radiografía y sólo comenta que “la raíz llegaba casi a los senos nasales”.

Como marcho mordiendo una gasa, no noto hasta una hora más tarde que el alveolo está comunicado con los senos nasales. Me asusto mucho: me pasa el aire, hablo raro, me duele, me pasa agua de la boca a la nariz. Paso una noche muy mala y decido volver a que me vean al día siguiente.

El día 23 de abril por la mañana me atiende el Dr. Casado, cirujano. Ni siquiera me mira la boca: me dice que es todo normal, que va a cerrar solo, que puede tardar un mes. Me manda un colutorio, y al marcharme y hacerme un enjuague con el mismo, veo como me sale el colutorio por la nariz, provocándome un gran escozor y dolor. Llamo a a atención al cliente de Adeslas y me atiende Marieta (desconozco su apellido) quien muestra su preocupación y me cita para esa misma tarde con el Dr. Martínez, cirujano.

El trato es deplorable. Tarda horas en recibirme, me tienen esperando sin saber si me va a atender o no, estoy muy dolorido. Pregunto por la supervisora; me dicen que se llama Aurora, pero que está fuera, no está en la clínica, ni hay quien la sustituya. Cuando finalmente me atiende el Dr. Martínez, tengo que insistir mucho para que mire la herida, y me dice también que lo que tengo es normal. Me dice que va a cerrar sólo, y al preguntarle si me puede decir cuánto puede tardar, me responde que si “pretendo que me diga la fecha y la hora“. Me receta ibuprofeno y Clamoxyl, y cuando le digo que tengo úlcera de duodeno y ya había estado tomando antibióticos recetados por el endodoncista, me responde con un “Pues qué mala suerte“.

Paso malísima noche otra vez, y al día siguiente continúo sin poder casi comer ni beber y muy dolorido con cada enjuague con colutorio (que sale por la nariz). Vuelvo a llamar a atención al cliente, y me remiten a la supervisora de la clínica, Aurora, que me vuelve a citar para ver a un cirujano otra vez.

El día 24 de abril me atiende el cuarto cirujano en dos días, la Dra. Gayonet. Ella y la supervisora quieren que me quede tranquilo, dicen, pero no hacen ni dicen nada que lo justifique. Hace una peripical en la que se ve que la comunicación es grande, pero insisten en que es normal. Me cambia el antibiótico a Clindamicina (más tarde sabré que no tiene ninguna razón de ser) y ni limpia la herida ni hace ningún protocolo para estos casos ni me quita el colutorio: no hacen NADA.

Después de un fin de semana malísimo, ya con fiebre y una sinusitis importante, el lunes 28 de abril decido ir a un dentista particular, recomendado por un familiar. El Dr. J.L.H. me atiende y me encuentra en un estado grave: con una infección importante, restos de hueso y restos de la muela extraída. Me indica que el colutorio que me habían mandado está muy contraindicado (atenta contra el cierre de la comunicación), y que el antibiótico no es específico para esto.

En el mismo momento me practica una intervención quirúrgica. Desconozco lo términos médicos, pero sé que se trata de un colgajo, con un “sobre” de sutura para sujetar la cicatrización. Por lo visto es el protocolo que deberían haber aplicado desde un principio. Antes de eso, obviamente, tuvo que limpiar todos los restos que se habían dejado desde el principio más los acumulado en esos días. La intervención me cuesta 150 €. La atención fue impecable.

La comunicación bucosinusal en cualquier caso tardó un mes en cerrar del todo, y al día de hoy aún sigo con sinusitis. Las dos semanas de antibióticos resultaron muy malas para mi sistema digestivo.

Lo que solicito con la reclamación:

· Reconocimiento por parte de Adeslas Dental de la mala práctica, negligencia y mal trato dispensado

· El reembolso de los gastos ocasionados (fotocopias facturas adjuntas):
– 65 € de una endodoncia innecesaria
– 150 € de la intervención del Dr. J.L.H

· El reembolso completo de todas las cuotas de este año de Adeslas Completa y Adelsas Dental:
– 298,71 € de Adeslas Completa
– 116,40 € de Adeslas Dental

· Total cantidades reclamadas: 630,11 €

· Sanción pertinente a la entidad, a los médicos y personal implicados por el mal trato recibido y todos los perjuicios ocasionados: fiebres, diarreas, dolores, bajada de peso, cambio en la voz, malestares, insomnio y un largo etcétera.

Madrid, 6 de junio de 2008

Gambia de Vacas

junio 4, 2008

Dice Elvira Lindo en su columna del pasado domingo en El País:

Agggg, la democratización de la palabra “artista” tuvo la culpa. A esa dudosa denominación los jóvenes valientes de la aventura neoyorquina unen una actividad que creen que les hace únicos: todos tienen blog. Fotos y experiencias contadas al instante. Información entorno al Yo sagrado, que parece ignorar que hay miles de Yoes que cuentan lo mismo. Y nadie, menos aún la gente de mi generación que practica el juvenilismo de forma patética, es capaz de afirmar que sólo el tiempo permite narrar una experiencia de forma única. Asumo que suena antiguo. Soy esa mujer de mediana edad que cree que la experiencia es un grado. Lo peor. Soy esa mujer que sobrevive en un mundo infestado de artistas.

Ahí es nada. Chúpate esa mandarina. Mira, Elvira, reina de la noche, una chica de vanguardia con mucha retaguardia: yo te suelo ajuntar, bastante. Casi siempre estoy de acuerdo con tú. Es cierto que te he descotextualizado en este extracto, pero no es menos cierto que el resto de la columna era bastante peor para cualquier persona con inquietudes creativas.

Entiendo que te referías a quien se presenta como artista antes de haber logrado un reconocimiento como tal, que te refieres a artista como grado. Pero no sé, yo creo que efectivamente debería democratizarse el sentirse artista a un nivel espiritual, y crear como expansión vital; es una gran terapia en este mundo de reprimidos y ezquizoides. Y no creo que ningún artista consagrado, como tú, tenga ningún derecho a censurar eso.

Pero vale, para ti la perra gorda. Sólo el tiempo permite narrar una experiencia de forma única. Voy a contar algo del pasado esta vez.

Quién  leyera este blog en sus orígenes (algún que otro lector actual viene de entonces:¡octubre de 2004!) recordará a mi novio de entonces, Polanski. Qué majete era. Supongo que sigue vivo, me lo encontré por la calle no hace mucho y seguía teniendo buen aspecto. Exterior.

Resulta que una vez su amiga Krusty le mandó un mensaje al móvil contándole su destino vacacional rezando: “Me voy a Gambia de vacas”. Y así me lo cuenta él cuando me ve, azorado, que si a mi me suena algún lugar llamado Gambia de Vacas. Fastuoso.

Mmmm no sé, Elvira, cariño… Es gracioso lo que cuento pero no es más gracioso por haber pasado hace tres años y medio. Ah, ok, vale, te refieres al pozo emocional que imprime el tiempo en conflictos vitales más importantes que esta bobada que acabo de contar. Lo siento, soy tan poco artista…

En cualquier caso, lo que he contado tampoco es algo antiguo del todo, ya que me ha venido a la mente este episodio a raíz de una noticia de actualidad: la detención en Gambia de dos españoles (aunque creo que son catalanes) “por homosexualidad”. Qué cachondos los periodistas. Luego aclaran que lo que ocurre es que ser gayer está prohibido en aquel país. Que hicieron “proposiciones deshonestas” a un taxista. Hala, qué guarretes. Pues no, majo, parece ser que simplemente le preguntaron si en aquella capital había algún bar o zona gay. Y el taxista, como buen gambiense (¿gambino, gambuno, gambrinus?) los llevó derechito a comisaría. Todo un patriota.

Ya se ha solucionado, les han perdonado, no tienen que declarar ante el juez/gamba*, y los han fletado a la vecina Senegal. Menos mal, porque por lo visto hace poco el presidente de Gambia de Vacas dijo que daba 15 días a todos los gayers para abandonar el país, y si después de ese plazo pillaba a alguno, le cortaba la cabeza. Chof. Estos españoles deberían haberse enterado un poco a qué siglo estaban viajando, digo, o no, lo mismo eran absolutamente concientes y con su acción pretendían echar luz sobre aquella realidad. Asociaciones GLBT piden al gobierno que se replantee las relaciones con el país africano.

Ay, Elvira, al final te voy a tener que dar la razón. Me ha quedado el post un poco tal, nunca seré artista como tú. Pero bueno, para no empeorar las cosas mejor lo dejamos así, como dice Dori. Que casi todo lo demás que tengo para contar son cosas muy recientes, y debería dejarlas madurar, por lo menos, un par de días más.

* no es racismo: es gilipollismo.

Pareja de Getxo

junio 1, 2008

Hay que ver cómo llueve en el norte. Nos ha caído agua, bastante, pero bueno, tampoco ha sido tan catastrófico y pudimos disfrutar de unos ratillos de solete; pocos, pero buenos. En contra de lo que la gente pueda pensar, en el norte la gente está bastante morenita, porque tienen sol, pero tienen poco sol, y en cuanto sale, corren al la playa a torrarse lo que puedan. Estuve principalmente con Merçé, compañera de trabajo y amiga hace años ya, y nuestro ir y venir juntos dío lugar a la gracia del título de este post. También estuve bastante con el Xabi, porque no sé si sabéis pero a él lo conozco a través de ésta nuestra profesión. Dieciséis años y pico ya, te lo puedes creer. Fenomenal, guapísimo.

El festival en si estuvo bastante bien, bueno, en su línea. Yo ya no me lo tomo como momento de desfase social, algo que hace mucha gente. Principalmente me dedico a las invitaciones gastronómicas y a las proyecciones. Lo primero me ha variado bastante con mis recientes costumbres alimenticias; lo del vegetarianismo hay que estar explicándolo tol rato, y bueno, aunque siempre hay algo para comer, digamos que lo culinario no es para mi más que una excusa para estar con gente interesante y/o querida, no me chana por el lado gastronómico en si. Esto merece un post aparte.

Las proyecciones molan. Aparte de la shortlist del festival, vimos festivales de New York, y la quiniela de Cannes. En cuanto a premios, nos hemos llevado un par de ellos buenos, pero no de producciones mías. Había una pieza mía en la que tenía puestas esperanzas, ya que la gente se ríe mucho con ella (una de telefonía móvil que parodia una marca de muebles que hay que armar), pero nada, no ha pillado. El resto de premios, como siempre, bastante discutibles; el gran premio no tiene nivel para serlo, y bastante vergonzante la descalificación de lo de Freixenet de Scorsese…

Hice alguna fotos de la gráfica, de lo que me chanó a mi, que no sé si son premios, que ya iré colgando. De momento ésta, muy graciosa, del patrocinio del Orgullo Gayer por parte de una bebida enenrgética:

Hoy que volvía, seguía lloviendo a mares, y medio País de los Vascos está bajo el agua, mal. A mi por suerte no me anularon el vuelo; espero que la cosa se recupere pronto.

Me afectó bastante que llevaba cuatro días sin escuchar música, con tanto trajín festivalero, así que esta tarde, ya recuperado, en el gym, me puse al día con algunas cosas. Aunque ninguna novedad.

1. El briquindans. Ya me sé casi a la perfección el “Vull saber-ho tot de tu”. Espero que els Països Catalans me reconozcan un día el esfuerzo. Me sale fenomenal, guapísima.

2. Santogold se me había pasado por alto, y el Xabi me lo recomendó, y está bastante bien, para el gym mola. Ahora bien, recuerda muy mucho a Lilly Allen y M.I.A., pero mezclado a ratos con un siniestro que no pega mucho, si a ratos parece el disco de Siouxsie y todo…

3. Ya me lo habían dicho cuando pregunté si “Nada más puro”, de Ellos, iba sobre la masturbación, me espabilaron de que no, que iba sobra drojaína, y vaya si es obvio, mazo. De rayas en el baño y eso. Naughties..

4. Hablando de M.I.A., leía en una entrevista sobre un yotuve de su ex novio el dj Diplo, a quien vimos hace poco en el Forward, con mi canción suya favorita miya, la “Paper Planes”… Mira mira, qué cosa más tierna, ay ue me los como a los dos: