Una discoteca llena de maricas

Quiero morir en una discoteca llena de maricas. Eso dice la canción “Maricas” de Los Punsetes, que está fenomenal, así empieza. Yo no lo digo. No titulé el post con la frase completa porque yo, principalmente, no quiero morir y ser parte de ese ingente colectivo que no trabaja en laborables ni en festivos (eso también lo dice la canción). Pero lo de la discoteca llena de maricas si, parece que ha sido un arrebato de fin de verano.

Con Equis fuimos a discotecas llenas de maricas 2 veces 2, 2 fines de semanas seguidos. Era como una novedad, como parte de la nueva vigorexia, como que tenemos que hacer lo que hacen los que van a nuestro gym. Y no sé. El primer día, fenomenal, nos reímos bastante y todo, pero el segundo, menos. Es que lo poco divierte y lo mucho, cansa. Además especialmente esa segunda vez ponían una música horrorosa; se podía elegir entre música horrorosa y calor en la planta de arriba, o música horrorosa y un poco de aire en la planta de abajo (el local no lo digo). O sea, planazo. Menos mal que nos encontramos allí con Gospel y R2, que si bien no tenemos mucho en común son majísimos y todo.

Había algunos superguapos del gym, a ver si me sirve para ir aproximando posiciones. Quien más me interesaba no estaba; ya lo vi el domingo en el gym, y ayer lunes por fin nos hemos hablado, algo. Muy bien. Más allá de si va a pasar algo o no, me siento bien porque antes me sentía mal por lo mío, mi mal, y ya estoy bastante mejor. El día que me cure (de esa parte)…

Eso de la discoteca fue el sábado, después del teatro que me invitó Tugramola, que estaba Miramos y Flor y más gentes, que estuvo muy bien; la obra regular, pero los actores fenomenal. La velada en general fenomenal. El viernes salí tarde del gym, estuve cenando y avanzando unos capítulos de “Swingtown”, que estoy superenganchado, ya haré un post al respecto, y tuve una cita fatal, que cancelé sobre la marcha porque no podía ser. Así que me encontré en mi Poyota a la 1 y pico en las calles de dios, y decidí ir al 8 y medio, que pinchaban Madelman y Lourdes Madow. Me aproximé al garito con muchas dudas, que hace mucho que no salgo solo a un club, que te acuerdas como acababa aquello, así que usé mi truco de algunas veces: si hay sitio para aparcar en la puerta, entro, si no, no. Y si: plaza libre en toda la puerta, qué le iba a hacer…

Justo a la entrada veo llegar a Dwalks, con una amigo majísimo, que no estaban en lista así que entraron conmigo. Qué genial es el Dwalks, charlamos bastante (yo quizás un poco más de la cuen), y todo. También estuve charlando animosamente con gente que hacía tiempo que no veía, y otros de quienes soy fan. Como el post de hoy no va de name dropping, pues eso, que no lo suelto. También tuve un encuentro cercano quinceañero medio absurdo con uno, pero nada, que me marché a tiempo de que me quede un grato recuerdo. Lamentablemente, salvo la primera hora, la música no estuvo todo lo divertida que me imaginaba, ni tampoco disfruté mucho de los platos de jamón York que sacaban, claro, soy vegetariano, pero me divertí bastante igual.

El sábado antes del teatro y todo aquello estuve en Alpedrete con mi sobris, y el domingo en la pisci antes del gym. El lunes trabajé muchísimo, este post tampoco va sobre eso, pero considerando que se supone que era puente y me tocaba y no me lo estaba cogiendo, qué quieres que te diga, no mola, pero por lo menos era un trabajo muy interesante y la compañía muy agradable. Por la noche tuve un encuentro cercano no, lo siguiente, muy desfogante, cosas de esta etapa en la que me ando, y hoy me desperté medio tarduno. Vino el Xabi, hice un pastel de chapiñones, comimos fenomenal, hablamos de todo, y vimos “Psycho Beach Party”, perfecta para una tarde de domingo, para cabezadita y rebobine y toda esa parte. Rematé el festivo en el gym, con doble encuentro doble, con Equis y Miramos, que incluyó un piqueteo frugal en un gallego en el que nos guarecimos de la lluvia casi otoñal, e hicimos miles de risas.

Lo de las discotecas, qué te puedo decir, que parece que soy nuevo. Es tontá. Una cosa es salir de vez en cuando, a fiestas especiales, pinchamientos concretos, o días que te lo estás pasando fenomenal y sigues porque te apetece mil Pero como rutina, nanay. Eso no funciona asín. Mis Enfrentes me seguiré haciendo, que eso es pronto y chulo, pero no me mola estar luego con el horario cambiado sin haber hecho nada especial.

Además se aproxima una temporadilla de ciertos cambios, lo vislumbro en un horizonte no tan lejano.

P.D.: Está cayendo una tremenda tormenta de granizo. Las piedras son muy grandes. Han atravesado un barreño en la terraza de la cocina. El barreño me la trae al pairo, pero si han hecho eso, no me quiero ni imaginar cómo habrán quedado los coches de la calle y algunas casas… Es de madrugada, por la mañana me enteraré…

P.D.2: Muchas hojas por los suelos, ramas, lunas de coches rotas (yo vi 3), mucha mugre… Parece ser que el punto más duro de la granizada fué justamente mi zona, quizás mi calle justamente. Un poco Katrina estaba todo esta mañana, pero me sorprende que en las noticias no aparece como tan grave… Eso será que, efectivamente, ha sido todo en mi calle.

Anuncios

Etiquetas: , , ,

7 comentarios to “Una discoteca llena de maricas”

  1. Xabi Says:

    Me encanta lo de las etiquetas: gay, granizo, madrid, tormenta…
    Y oyes, que en mi calle también fue espectacular! Al estar en cuesta, bajaba una riada tremenda y los pedrolos parecía que iban a romper los cristales de la ventana. Me encanto, era como el Katrina pero ahora.

  2. Simón Says:

    Menos mal que no fue el sábado la granizada. Se hubiése llevado una riada de musculocas por delante.

  3. Telecine Says:

    Xabi, si, muy acojonante, katrina and the waves, ice ice baby, y todo… Con los tags me lo paso fenomenal pero pocos lo ven, obvio, tu lo pillas todo…

    Simón, tu lo has dicho.

  4. jko Says:

    uy! psychobeachparty!! qué peliculón… un poco surrealista eso si, pero muy diver!!… y la granizada muy potente; daban ganas de sacar el vaso a la calle y tomarte algo on-the-rocks después!…o hacer el “descenso del sella” en la calle de xabi, claro…;-)

  5. lifeonmars Says:

    Hello, Katrina and the waves,
    Here Kate on the rocks.

    Se me acabó lo que se daba, es decir, lo del verano interminable. (Por cierto, llegué justo cuando la granizada esa. Me encomntraba desaciendo la maleta cuando pensé que me estaban disparando en el techo o algo…)
    Recién empiezo a empezar a acostumbrarme a la rentrée y esas cosas, así que digo yo que ya va siendo hora de quedar y contarnos. ¿Tienes algún hueco este finde? ¿Nos hacemos un cenas/cines, o algo así?
    Besos

  6. mogkumo Says:

    Pues La pareja más deseada son siempre una garantía, lo malo que en el 8 y medio hay poca posibilidad de comunicación entre djs y público asistente…

  7. Telecine Says:

    jota, si si, la peli divertida pero medio mala. Lo de la granizada era un poco de peli de miedo total…

    lifeon! Bienvuelto! Ya hablé por tel contigo así que nada. See ya!

    moj, pos sacaban sus platos de jamón de york y tal, bueno, hasta q yo me marché sólo Lourdes, pero creo que sólo invitaba a sus amigos 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: