She’s not me: Tzipi Livni, y toda tu familia

El título del post es como un cadáver exquisito. Desde que escuché por primera vez la canción de Madonna, que es de las que me gustan de un disco que en general no me encanta, pensé en titluar un post con esa frase. No sé, me pareció que se puede aplicar a un montón de situaciones. Pero no se ha dado, se ve que estoy poco guerrero y malidiciente en estos últimos tiempos. O que no sufro de envidiosos o stalkers. Fenomenal, maja.

Pero bueno, en estos días en los que su graciosa Madgestad está pisando esta piel de toro, y yo que no voy a ningunos de los 2 conciertos 2, ni falta que me importa, cómo ha cambiado el cuento, pues este petit hommage. Molts anys i bons.

Luego cojo agarro y leo el nombre de la ministra israelí que ganó las elecciones de su partido, Kadima, y me encanta (el nombre del partido tiene lo suyo también, entre Kimera, calima y ketamina). Me hace pensar que si llega a primera ministra o presidenta, alguien que se llame Tzipi Livni no puede hacer más que cosas buenas. Vale, no es un análisis político muy sesudo, pero dejadme ilusionar con esta frivolidad al pensar en un país con unos políticos tan espantosos (ni que los partidos palestinos lo estén haciendo muy bien que digamos, pero bueno). Tengo la esperanza de ir un día a Israel, a visitar a a mis primos y mi tía (si para cuando vaya sigue siguiendo), y recorrer un poco el país. Y a Tel Aviv, que por lo visto tiene un ambiente gaylor muy interesante.

A mi tío Titodeisrael (siempre se le nombraba así, todo junto), hermano de mi padre, ya no lo veré, principalmente porque dejó de cesar hace unos años. También murió, en Buenos Aires, Bernard, el hermano mayor de mi padre, el que le hizo a su vez de funciones de padre, más o menos, ya que ellos se quedaron sin susodicho cuando eran niños, en una historia rocambolesca de la que desconocemos casi todo, pero que a mi entender se parece bastante a la de mi hermano con sus hijos. Otro hermano de mi padre, supimos hace poco, murió de pequeño, y luego está Dolly (no se llama así, pero os juro que es algo parecido como la llaman) que está viva pero hasta donde yo sé está encerrada en su casa y tiene “el gen” (Liza dixt) de la dipsomanía, que sufren (sufrimos) varios miembros de la familia.

Qué hiladito todo, me pongo a escribir sobre frivolidades porque pienso que no me siento capacitado para volcar sobre le teclado los sentimientos (valga la redundante) ante lo que está pasando, porque siento que lo que escriba tiene que ser algo coherente y serio, como si no fuese ya un especialista en escritura automática terapéutica y sepa que si me pongo en ese plan puedo perfectamente stop making sense. Pero ya ves, los dedos solitos van tecleando las letras que me llevan a lo que me pasa, a lo que está ahí aunque lo esquive.

Eso me está pasando estos días, que los días tienen el trasfondo de las noches, que es cuando me comunico, por el cambio horario. Y el padre que ya era hijo, ahora es bebé, y hay que intentar entenderle cuando habla, si habla, porque a veces no habla, y cuando habla no se le entiende, por lo menos no mucho por teléfono, que me lo pusieron antenoche. Palabras sueltas, más que nada quejidillos agudos. Un poco fantasmal, así sentía yo todo a través del aparato. Al colgar, son las tres de la mañana y estoy en casa, solo, en silencio. Prefiero haber hablado, a pesar de todo. Mejor.

He pensado que para estar así casi voy para allá, unos días. Mañana confirmo una reserva para el jueves próximo, y por el camino, al ver verás.

Anuncios

Etiquetas: , , , , ,

7 comentarios to “She’s not me: Tzipi Livni, y toda tu familia”

  1. Ana Says:

    me gusta leerte, leo a lau también.
    No sabía que tenían otro hermano, pensé que el único eras vos.
    Un abrazo y fuerza…genial que vengas…beso

  2. laura Says:

    Dolly anda x teléfonos varios porque “mi hermano! mi hermano! díganme la verdad!” y con la poca energía que queda, ni ganas dan.

    Los genes, ay, los genes.

    Hablamos

  3. Telecine Says:

    hola ana! Alguna vezhe visto lo tuyo también, muy interesante… Pero en este post no hablo de mi hermano, eh, sólo de hermanos de mi padre… Nos vemos.

    lau, díganle la verdad y chau… si insiste…

  4. eppes Says:

    haber leído estos post sobre tu padre me ha dejado pensando mucho. Yo hace años que tengo un padre ‘adolescente’, creo que dejé repentinamente de ser adolescente yo cuando se convirtió en adolescente el.
    Creo que al final de todo uno no se queda con nada, con ningun recuerdo, ningun consejo, pero uno se queda con uno mismo, que somos como somos en parte por ellos (por exeso, por falta o por defecto).
    Y con el amor que les tenemos/hemos tenido. Uno ya no se acuerda de lo ‘que no’ y eso da cierta paz.
    Buen viaje, lleva bufanda.

  5. MM Says:

    Pos me parece una idea estupenda ke vaya usted, ke luego lo irreparable no tiene arreglo y es mejor estar, por si acá. Es sólo mi opinión, claro.

  6. Telecine Says:

    eppes, uy, de lo “que ni” me acuerdo mucho. Con ellos sólo hago las cosas por mi: por sentirme buen hijo, por aplacar la culpa, etc, pero no puedo dejar de reconocer las cosas, tengo que poder hacer lo que necesito más allá de cómo fué la historia… ¡Bufanda, tomo nota” 🙂

    MM, si, es mejor ir que no ir. En breve. ¡Gracias!

  7. Gente del mundo Says:

    tzipi livni es una pobre terrorista, verdaderamente que es un pobre ser humano. La nazi es ella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: