Nadia cambió, algo cambió

Llevo una temporada bastante revuelto. Con unos niveles de ansiedad elevados, irritable, desconcentrado. El fin de semana pasado, además, me agarró como un dolor muscular que me hacía difícil entrenar, y me daba desgana. Un par de noches me costó dormir, bastante, y eso que estaba agotadísimo.

El fin de semana hice cosas: el viernes tuve comida con una productora en un sitio muy fino (el jueves pasado y hoy, también, cosas de mi curro y de tener más tiempo por lo de la crisis), luego quedé con Sesi en casa que le traía unas cosas de allende los mares. Descansé, fui al gym, y quedé un rato con Equis y un amiguito suyo; cenamos, fuimos al Gris y 8 y medio pero muy poquito, que no estaba muy de humor. El sábado vinieron a comer Snow y mis sobris, pero los llevé a un vegetariano de la Plaza de la Paja, que no me apetecía cocinar. Por la tarde después de la siesta fui al gym, y al volver ya me quedé cenando en casa con Micky y no salí. El domingo comí en casa de Gallo, muy rico todo, y tomamos algo por la noche con el Xabi, Aitortxu y Gospel. No fui al gym, estaba cansado.

Todo lo hice un poco esforzándome. No en el mal sentido, de obligarme y de mal rollo. Digamos que más que nada era no elegir quedarme tirado, agobiado, abúlico, pensando que más que recuperarme me hundiría más. Miedo a una depresión.

La noche del lunes dormí francamente mal. Ya de día me costó el gym, y notaba como el run run de la ansiedad iba in crescendo. Por la noche tuve esta semivigilia horrorosa, en la que el cuerpo me rulaba y la cabeza no hacía más que dar vueltas a las cosas que me agobian. Y como me había comprometido el martes temprano a recoger a Tugramola a Barajas, que llegaba de New York, dormí muy poco. Todo bien con recogerlo, tampoco podía dormir más, y llegué un poco tarde, además. Me alegró verle.

El caso es que pasé un martes fatal. Por un momento pensé en quedarme en casa, descansando, tirado, no ir a la ofi ni al gym, y quizás tampoco a terapia. Pero no. Me obligué. Me esforcé. En el gym fui suave, pero fui. Y me di un baño turco que me hizo bien. Tuve unos entredichos via email con cosas que están pasando en Buenos Aires, una cosa en concreto, pero por suerte ese mismo día tenía análisis, y pude ver tengo que tomar una cierta distancia, si no tanta como la real, la suficiente como para no atormentarme en cosas que no están bajo mi control. Es todo muy triste y complicado pero es la vida y van a ocurrir muchas cosas aún antes de poder digerirlo, y al final, todo va a pasar…

Ayer miércoles algo me hizo clic y me dije que no puedo seguir así. Entendía que esto que llamo “esfuerzo” es un deseo de no dejarme arrastrar por la desazón. Ya he logrado cambiar y dejar algunos patrones autodestructivos, de momento eso lo llevo bien: ya no hago compulsivamente cosas que sé que me hacen daño. Lo que ví es que tampoco quiero dejar de hacer las cosas que sé que me hacen bien, que dejar de hacerlas es depresión, y que estoy en un momento en que está en mis manos el no dejarme arrastrar. Sé que los problemas no me vienen mágicamente de la nada, y las soluciones tampoco. Si dejara de hacer cosas porque no me apetece, esperando que llegue un rayo milagroso y de repente me apetezca ser feliz y todo se solucione… eso no va ocurrir. Si siembro desidia y abulia, autocompasión y me malcrío, no me tengo que esforzar mucho para imaginarme qué sería lo que cosecharía.

Anoche volví a la sede de Arte de Vivir a hacer Sudarshan Kriya… y hoy me desperté genial. Genial, ni más ni menos. Suena a magia, puede parecer sugestión, o que estoy exagerando, pero me da igual. Yo sé lo que sentía ayer y sé lo que siento hoy, y nada cambió fuera de mi de ayer a hoy, pero cómo me siento yo, si. Como el día y la noche. Mis problemas no se han solucionado, pero la ansiedad bajó, y eso es lo que más malestar y problemas de carácter y salud me ocasiona.

Sigo preocupado, triste, confuso, desconcentrado… y ahora, ya, con bastante trabajo. Pero algo cambió. Envidio la gente que tiene vidas fáciles, la mía no lo es, pero es la que me toca, y no me voy a rendir. Esto no ha hecho más que empezar.

P.D.: Normalmente suelo promocionar este bloj desde el fotoloj, pero hoy sugiero pasarsus por ahí, que pondré una afoto chulísima de mi infancia que encontró Lau en casa de mis padres…

Anuncios

10 comentarios to “Nadia cambió, algo cambió”

  1. jorge Says:

    pienso que la vida de nadie es fácil y también que hay gente que no quiere mirarse dentro, ni a lo que le rodea, para saber cómo es su vida.

    me parece mucho más humano, más vivo, el poder ver, aunque eso conlleve una parte de dolor. Duelen las cosas que están vivas. Las muertas no.

    me gusta sentirme vivo, aunque duela. Miro adelante y sigo.

    …por cierto, respirar es vivir, vivirse uno mismo. El aire entra fresco (y contaminado) y en nuestro interior, al recorrernos, se calienta. Es lo que nos mantiene conectado con el exterior, con la vida.

    supongo que la lucha con la ansiedad tiene que ser dura. La de la desidia y la perezca la conozco, así que no me queda mas que decirte: ánimo.

    un beso

  2. laura Says:

    cuántas palabras conocidas. no sé si es “ejemplo” justamente la palabra. creo que sí: sos un ejemplo.

    lo de la respiración ¡ay! yo debería ¿no?

    después de esta mañana me metí en la cama y todavía no me levanté.

    es un día de sol pre cio so

    así que voy a tratar.

    beso enorme

  3. Julio Says:

    Tenías un aire a Carmen Martínez Bordiú de pequeño.

  4. Ana Says:

    qué bueno eso de darse cuenta que hay cosas que uno no puede controlar o hacer que no sucedan…y también que depende de uno no dejarse caer en el bajón, que tira más que la actividad o el hacer…
    qué cara de pícaro en esa foto!!!! y súper remera adidas de los 70??

  5. marietta Says:

    Tele, eres como el ave fénix, jajajaj
    Por cierto, ni se te ocurra cerrar esto, eh!
    Besazo, que me voy a ver la afoto:D)

  6. Telecine Says:

    jorge, ay, si, después de escribirlo pensé cómo puedo decir que mi vida no es fácil, con las vidas jodidas que hay por ahi… soy un privilegiado… Lo mejor de la lucha contra la ansiedad es que se gana dejando de luchar…

    lau, ejemplo noooo… Una cosa, acá hacen una especie de pre-curso gratis y cortito, averiguá para ver si te gusta… Y no trates, que tratar es no hacer 🙂 jeje te acordás de esos juegos de palabras, pero algo de verdad tienen…

    Julio, ¿tú crees? Por cierto, Julio, Miguel… ¿tienes muchos más nombres?

    Ana, grande esa remera, si la tuviera ahora… jaja…

    marietta, no pensaba nada de cerrar, ¡pero gracias! beso.

  7. Xabi Says:

    ¿Tú crees que la gente que nos rodea tiene vidas fáciles? Cuando conoces a alguien de primeras puede dar esa impresión, pero en cuanto profundizas te das cuenta de que todos nos enfrentamos a algún fantasma. Eso si, hay gente que se pone una venda para no verlo, gente que es capaz de convivir con ellos con más o menos facilidad, y gente que vive en una lucha constante oculta tras una sonrisa.
    Me produce admiración ver cómo en mi círculo más próximo (que en gran medida es también el tuyo) casi todos están pasando por momentos realmente intensos y cómo todos luchan por superarlos. Qué fortaleza. Un besote!!

  8. Telecine Says:

    Xabi, lo de que envidio la gente con vidas fáciles lo digo con rin tin tin… Pero en cualquier caso, ojalá tengamos todos vidas fáciles.

  9. eppes Says:

    también me había quedado en lo de la ‘vida simple’, ahora que leo la respusta al Xabi me entero mejor. Comparto lo que dicen que nadie tiene la vida fácil, aunque vistas desde fuera muchas vidas parecen al menos ‘más fáciles que la mía’.
    supongo que el truco está en comenzar a ser simple, algo que es de por si complicado.
    muy linda la foto!

  10. Telecine Says:

    eppes, es sencillo, pero no es fácil… jejej… juegos de palabras… Tampoco tenemos que tener prejuicios con la vida fácil, a lo mejor la estamos alejando… Es como lo de tener dinero, si descofiamos del dinero, lo alejamos también… ¡A que es linda la foto! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: