Un clavo saca otro clavo y al final sigues teniendo un clavo.

Lady Dilemas blogueriles:

Posts cortos VS Posts comos salgan (habitualmente largos)

Intimité rollo diario VS Reseña pudorosa del devenir

Desarrollar.

El finde largo (que no es puente, mentiendes) ha sido agridulce. Me hace gracia la palabra “agridulce”: al encontrarnos con ella nos fijamos más en el agri que en el dulce. Pues no, mi agridulce fue muy dulce en su dulcés, y agri normal.

Con Lacris e Igor, mis amigos de Eivissa, la pasamos fenomenal. La parte Goa, con pulsera vip y accediendo a backstages y otros, estuvo bastante divertida. Al llegar, de día y con el calorazo que hacía, afuera se estaba muy bien, en las carpas y terrazas; la gente se estaba tirando a la piscina por los toboganes, en gayumbos, es que en octubre quién se iba a imaginar que se iba a meter en la piscina como para ir con traje de baño. Musicón, proyecciones muy chulas, y performances “Spain Is Different”, tema de la fies, muy molonas (mención especial al doble de José Luis López Vázquez y la sueca playera).

Pero a medida que iba avanzando la jornada, la cosa fue deviniendo en lo que supongo que siempre deviene, es decir, intoxicaciones etílicas y de otros tipos, poligonismos varios, macarrismos, peleas, exaltaciones, masificaciones y servicios ajquerosos. Lo normal en los festivales, mimagino. Creo que antes yo cuando iba a un evento de este tipo (pocas veces, Benicassimes y Sumercases por ejemplo) ni me enteraba del malrollismo, yendo en el mismo estado que el resto, pero ahora en mi limpieza de costumbres, me llegué a acojonar una miaja. Justo en ese momento que empecé a a agobiarme, subimos a uno de los privados, un balcón en lo alto desde el que se veía la inmensitud de la nave, con sus 15.000 asistentes, luces, desplieges y megatrones. Un privilegio, de gallina la piel.

La conclusión, fue una gracia de Ramóng: “Has estado en la Goa?” “No he estado ni pienso volver”. Bueno, bromas aparte, matizando. Digamos que me gustó esta experiencia, esta vez, pero creo que ya no es muy mi rollo.

No he dicho que también iba con el muchachito. En mi ausencia blogueril me han pasado muchas cosas, entre ellas un “amor” de verano que empezó en Ibiza y acabó en Berlín dos meses más tarde. En una discoteca le encontré y en otra le dejé. Y que casi enseguida empecé a conocerme con otro muchachito muy joven. Para mi por lo menos. Veinteañosmenos. Guapísimo. El famoso clavo que quita otro clavo. Pues eso: me clavé.

Todo ese rato en la Goa y después en el Demodé, me lo pasé genial (sobre todo en el Demodé, con Lacris e Igor pinchando, con Depard y toda la troupe de ibizasonica.com y más amigos), me encontraba exultante, y al mismo tiempo, el muchachito me estaba volviendo loco, literalmente, con sus movis, principalmente etílicas, incluyendo un café zás en toda la ropa (mía). Pude poner en práctica mi liquidez, es decir “soy agua, nada me afecta”, no alterarme, actuar con perspectiva, por lo cual al final de la velada, una vez tarifado el susodicho, cuando al volver a casa a una hora razonable (pero agotado) Igor me dijo lo bien que me veía, lo bien que me sentaba el camino que había tomado mi vida… ahi me alegré mucho de mi equilibrio actual. Porque yo sé que estoy mejor, pero no siempre me concedo la certeza de esa mejoría. Y en concreto me alegré de cómo había manejado todo esa noche, que pude disfrutar y proyectar el disfrute, a pesar del mal rollo que ocurría simultáneamente y supe contener.

Eso fué la noche del domingo al lunes. Ves, no va a poder ser un diario diario.

Esta noche, estreno de “Yo también”. (Gracias Álvaro, Xabi)

Anuncios

2 comentarios to “Un clavo saca otro clavo y al final sigues teniendo un clavo.”

  1. laura Says:

    “el muchachito me estaba volviendo loco, literalmente” aaaaaajajaja hablás como si estuvieses hablando de un hijo adolescente q se porta mal jajaja, esa frase es mía con mis chicos, jajaj, no me puedo parar de reír, qué aparato, veinteaños menos ya no da parece.

    por lo demás, te felicito, con toda mi alma. qué linda vida te hiciste ché.

    basta de clavos. aunque la habrás pasado bien clavando clavitos.

  2. Telecine Says:

    Martito clavó un clavito, un clavito clavó Martito… 🙂 Vos reíte nomás.

    Yo te re felicito a re vos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: