All my bags are packed…

Ya ves, con el ímpetu que había retomado el blog, y ya está decayendo la cosa. Han sido un par de semanas de mucho trajín, principalmente labo laboral, pero también de muchos planes más personales… y cambios. Algunos cambios van ocurriendo en planos profundos, y emergen en sensaciones, o evolución en el deseo.

Como el de menor exhibición, por ejemplo, bajar aún más el perfil si cabe, y eso es incompatible con una narración de diario devenir. Pero no es algo premeditado, simplemente no apetece, o más bien apetecen otras cosas antes. Sin ánimos de aburrir con el temita (aburrirme a mi mismo más que nada), sólo digo que escribiré por aquí cuando surja, y con un poco más de distancia. Volveré con mi diario, pero quizás por otro lado menos público.

Y así fueron pasando los días mientras preparaba este viaje de diez, que emprenderé en un rato, y se me pasó contar algunos paseos y descubrimientos musicales y libros, y ahora no me acuerdo bien, ni ganas que me dá… Es que lo de la saga Crespúsculo con mis sobris estuvo gracioso, pero quizás sea largo de contar lo de las analogías entre el vampirismo y la pérdida de virginidad, y esa manera sutil de meter en cabezas púberes un mensaje de castidad. Que ya no sé si es mejor, mira, será lo viejuno que se va haciendo uno.

Y algunas citas e ilusiones y una timidez inusitada, a estas alturas… ¿o será prudencia?

También estoy preparando otro viaje, una invitación, pero espeeeera  que aún no te has marchado a éste. Éste es de trabajo, una producción complicada, que con suerte me dejará algunos ratos chulos con mis afectos familiares de allende los mares. Algunas partes me dan muchas muchas ganas, y otras, sinceramente, menos. Pero es un buen momento para practicar mi nueva templaza.

Y calorcito y pantalón corto y tirantes… Creo que he engordado algo estos días, pero no me preocupa mucho (¿otro cambio? Jaja)

Me he preparado viendo el video de Las Nancys Rubias del tema “Glamazionia” (el único que me gustó del disco), rodado hace poco en el delta del Paraná, en Buenos Aires. Un homenaje a Isabel Sarli. Y de paso, aunque no tenga que ver con el viaje, me bajé la versión de la Terremoto del tema de la loba de Shakira, éste es “Canivala de Caballeros” , una osa en el armario, jujuju…

Ahora me voy a duchar y vestir que en un rato llega el taxi. Suena la Mariane Faithful argentina, Fabiana Cantilo, su disco de hits de la música de ashá (el anterior, el nuevo me lo compraré in situ), temas guardados en cajoncitos de mi memoria, junto con olores, temores, experimentos vitales, que al abrirse salen disparados y me dejan como en una borrachera espacio temporal.

Bon voyage.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Una respuesta to “All my bags are packed…”

  1. laura Says:

    acá estamos, brazos abiertos, abrazos, deltas y soles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: