Archive for 13 noviembre 2010

Ale Alepheando

noviembre 13, 2010

Entonces lo supe todo. Supe que nada es lo que parece, supe que las mayores distancias pueden acercar más a las personas, supe (pero esta vez sí que me podía fiar) que las certezas más empecinadas disfrazan miedos ignorantes, supe lo fácil que es engañar a un niño, y que muchos se salen con la suya. Supe que “Vincit Veritas”, en un escudo, es mentira. Supe canciones antiguas, ancestrales, algunas en sánscrito, que reconocieron mis genes: Om Nama Shivaya, Shivaya Om Nama. Supe, avanzando unos siglos, de agricultores hambrientos, descalzos, al abrigo del licor en los inviernos de Ekaterinoslav. Supe que era rico y que era pobre, supe que el cielo no es duro, supe que las cosas existen a mi paso (siempre lo sospeché: de pequeño mi padre me explicó que yo era un solipsista). Supe que los cuerpos hermosos en las fotos y las películas son para ver, no para ser, y casi nunca tener. Supe que lo que pide el cuerpo no es lo que necesito. Supe que la verdad es eterna y sin forma, y así supe descartar todo lo demás, todo lo que ves. Sé que lo supe, aunque me cueste pensarlo, aunque se vaya yendo.

Work in progress

noviembre 9, 2010

Comento con Claire, así al pasar, que en esta temporada de transición me siento evaluado, como si me pusiesen un poco a prueba, y donde antes despotricaba ahora sonrío y tranquilizo. Y me sale, casi sin darme cuenta, decir “algo así como madurar”. Va a ser eso.

Parte del proceso es pensar, ordenar y hacer planes. Es un poco inevitable (en mí ni te cuento) el “mental chatter”, pero con la práctica lo llevo mucho mejor y por lo menos sé qué es y que ahi viene otra vez. Así que procuro la mente grande, el pensar no sólo más acá sino también más allá. Hacer pero sin aferrarme a ningún resultado.

Felipe González (toma giro) en la entrevista de El País del domingo dice muchas más cosas que esas que dan titulares sobre volar la cúpula de ETA. Habla de su estilo de vida, antes y ahora, y yo que voy a lo mío me quedo con el dato de que en Madrid tiene su despacho en su vivienda, o vice versa, y caigo en que en Moncloa era (es con todos) igual. Y pienso que esta querencia que tengo ahora de montar despacho en casa es realmente algo muy práctico. Claro que hay pros y cons. Lo de trabajar solo y no ver gente no me va a pasar, porque estaré con gente y luego me paso el día de aquí para allá. Lo de trabajar en chándal pijamensco tampoco: no tengo de eso, pero en cualquier caso yo me ducho según me levanto antes de la práctica y me visto enseguida. Creo que podría aprovechar mejor el tiempo y hacer esas otras cosas aparte de trabajar que son mi vida. Otra cosa es si será en esta casa que voy acondicionando o si estaré mejor en otro espacio más adelante.

Mientras, mucho trabajo, trabajo en festivo Almudenesco, y la cabeza un poco también en otros lugares y personas queridas del mundo. Todo se andará.

 

Tirar cosas adelgaza

noviembre 7, 2010

Durante varios años hice terapia de escritura automática. Casi cada día escribía algunas hojas en cuadernos, inspirado por “El camino del artista”, de Julia Cameron. Me hizo muy bien en su momento, acompañó y detonó un cambio que tardó en afianzarse pero eso, que empezó ahí.

Hoy, sin desayunar (habiendo tomado solo mi taza de agua caliente al levantarme, como siempre), saqué de los cajones donde llevaban más de diez años unos treinta y pico cuadernos y libretas llenas de letras que ya no dicen nada, las metí en bolsas, y las tiré en el contenedor de papel de camino a comprar el periódico del domingo. Para dar un poco de glamour al momento usé una bolsa de Dior y otra de Marc Jacobs. Para dramatizar desdramatizando.

Los tiré a la basura porque son basura. No son los diarios de Isherwood. Eso, como esto ahora, son cosas que escribí para sacárme de encima. Julia misma cuenta en su libro que ella tiró los suyos. Lo que yo creía que era atesorar recuerdos no era más que acumular basura. Tengo más que tirar, esta etapa de cambios requiere espacio físico y mental, y voy a ser implacable.

Además, hacerlo antes de desayunar es una manera muy sana de quemar calorías. Me siento mucho más liviano.

Telecine blog of dreams

noviembre 6, 2010

 

Lunes 8 de noviembre, Todos los Santos, paseo con Micky y Monik, dos o tres expos. Una: Fellini en Caixa Forum. Sala del “Libo de los Sueños”. Federico abducido por el diván, ilustra cuidadosamente cada día durante décadas sus sueños de la noche anterior, con mucho detalle, colores, acuarelas. Me impacta.

Earth calling subconscious. Ahi está lo que queda de lo que pasa. Las impresiones. Aquí nos queda el manejo de las reacciones y nuestra conducta, pero las cosas pasan con o sin nosotros y el ideal es ser agua en la que nada deja marca y hacia allí voy.

Rompen la baraja. Debajo de los muros del castillo de naipes, llenos de humedades, había una estructura sólida. Décadas de ingeniería. Sirve, vale, gusta, sigamos, (re)construyamos. Escuchar, compartir, dejarme querer (y también soportar). Me embarco, pero no pienso descuidar lo que me trajo hasta aquí en razonable buen estado (teniendo en cuenta de dónde vengo y para mi edad).

Son sólo tres o cuatro cosas. Todo lo demás es puro evento. Si lo escribo es, si se me permite, como Fellini dibujando sus sueños: para entenderme y para soltarlo. No te olvides, que ya te pasó antes, ya te aferraste a las palabras. Parecen algo sólido sólo porque permanecen en un papel o en una pantalla . Pero son las mismas que se hablan y desaparecen en las vibraciones. Son las que se cantan. Si te equivocas, las palabras cristalizan lo que debían apuntar y disolverse. Las palabras son mi gouache en este momento. Pueden ilustrar con gran belleza y mucho subtexto, pueden detonar, iluminar, tienen tanto poder… pero no son lo que observa.

“La vida entera es un ejercicio vano de expresar lo inexplicable”. Sri Sri Ravi Shankar