Posts Tagged ‘fantastic man’

Una pequeña edad de hielo

marzo 27, 2009

La otra noche soñé que me tomaba una pócima que me volvía invisible. No recuerdo bien el contexto. Sé que había más gente, pero no sé qué más pasaba. Yo la tomaba y me iba invisibilizando, y me parecía genial en el sueño. El día de esa noche del sueño había sido bastante tremebundo. Había dormido seis horas en tres días, y estaba mareado por una medicación y agobiado por unos temas de trabajo, y en ese estado me tiré el día ocupándome de cosas de otros.

Las cosas de otros eran medio inevitables, eran cosas de curro y la cena con Luisa, que se estaba quedando en casa. Cené con ella y Queta y su prima, en el vegetariano de la Plaza de la Paja, muy rico y divertido. Algunas cosas mías que no pude hacer ese día en realidad no las podía hacer en ese estado: ir al gimnasio y/o ir al satsang de los miércoles, que hace un mes que no voy, por lo viajes. O sea que en realidad todo bien. De hecho antes de salir a cenar me dio el ataque de acabar de deshacer la maleta que desde el sábado la tenía aún ahí por medio. Algo para mí si que hice.

Ayer ya más tranquilo. Mucho de curro igual, pero logré ir a terapia al mediodía, e ir de compras por la tarde noche. En casa hice mis kriyas y acabé de recoger los recados del viaje para repartir el finde, y libros de mi padre. También me dio por lustrar y colgar la Hamsa que me traje. Hamsa o Mano de Marian es la versión judía de la Mano de Fátima musulmana, y hoy en día es un símbolo de paz y unión entre ambos pueblos. Ésta estaba colgada en casa de mis padres cuando yo era pequeño, y me la dio mi madre en este viaje. Se supone que es un amuleto.

Da la casualidad de que yo tenía en una pared del pasillo de mi casa colgada una serpiente marroquí; llegó a esa pared medio desterrada de una pared del salón cuando una vez leí por ahí que una serpiente en la esquina en la que estaba era de mal feng shui para el amor. Yo, como serpiente que soy en el horóscopo chino, me niego a pensar que la serpiente da mala suerte. En culturas orientales la serpiente es sabiduría y renovación, al contrario que el occidente bíblico donde representa al mal, por no hablar del mundo del entertainment donde directamente es gafe/ yeta. Pues hete aquí que hace un par de días, al cerrar un armario en la habitación contigua, la serpiente se suicidó. Cayó al suelo y se rompió en varios pedazos, limpios. Ayer por la tarde compré pegamento pensando en restaurarla, pero por la noche me dió por lustrar la Hamsa (qué tóxicos son los limpiametales por cierto) y colgarla en lugar de la serpiente. Lo primero que hice esta mañana fue tirar los cachos de la serpiente a la basura.

No soy supersticioso. Pero tengo pensamiento mágico. No pensaba hablar de nada de eso, anyway, son cosas de la escritura automática.

Después de cenar me puse un poco a resolver otro sinchronicity que me aqueja estos días. Por qué será que siempre se estropean las cosas electrónicas a la vez. Cuando se rompe la nevera se jode el coche, o el telefonillo y el tdt, siempre igual. Hace tiempo que no sufro esa ley. Esta vez han sido los dos portátiles. El Mac con un problema de batería, que sólo rula enchufado, y el viejo PC con problemas de HD que estoy intentando resolver cargándole otra vez el OS a ver si responde (venga de siglas). El ajustar todas las conexiones desatornillándolo vivo no ha dado resultados. Pero reaccioné a tiempo y no me tiré media noche con las computadoras, conducta obsesiva típica en mi, sino que dormidina por medio me metí a la cama y del tirón, oiga.

Pero no. Falta aún. No estoy fetén. Sigo mareado y cansino y con mil cosas que hacer que quiero dosificar. El curro sigue enrevesadísimo y siendo viernes a la hora de salir me han venido con poner en marcha con urgencia lo que llevaba parado toda la semana. Típico. Sesi esta yendo a casa a comer, y luego viene Micky, y aunque estoy mareado y cansino quiero ir al gym aunque sea a estirar. Y el finde descansar, y estar con amigos si cuadra, y hacer mi compliado musical de primavera que sigue pendiente, y empollarme la Fantastic Man que me esperaba a mi llegada.

fantasticman9

Esa es mi intención, pero no sé si podré. Dicen que va a hacer mal tiempo y no te creas que me parece mal. Me parece que me queda tiempo aún de esta pequeña edad de hielo, sabiendo que la hoguera arderá.

Y si no, siempre me queda lo de hacerme invisible…

Anuncios